Picaduras: remedios caseros para antes y después

Picadura de mosquito en niños

Hay niños que son más propensos que otros a que le piquen los bichos. Todas hemos oído eso de que los mosquitos pican más con la sangre más dulce. Te diremos que no está científicamente probado, pero la ciencia siempre avanza. Si tu niño o niña es de esos que bicho que hay bicho que le pica te damos algunos consejos caseros tanto para prevenir que esto ocurra, como para aliviar el dolor, picor o escozor.

Ahora bien, si tu hijo presenta una reacción alérgica ante una picadura de un insecto es imprescindible que lo lleves al centro de salud más cercano, para que le suministren el tratamiento adecuado. Aquí tienes un artículo para detectar cuándo una picadura se ha convertido en preocupante.

Remedios caseros antes de las picaduras

Antes de que le piquen los insectos a tus hijos, lo mejor es prevenir. Y la mejor manera de prevenir es evitar los charcos, los lugares húmedos y estar en el exterior las horas en las que se oculta el sol. Sí esto que resulta obvio a veces se nos olvida. Aún así te pasamos algunos consejos y remedios.

Usar aceite de almendras es uno de los trucos que mejor funciona con los niños. Al aceite de almendras añádele albahaca en rama, déjalo macerar y ponle al niño o la niña antes de salir a la calle. Además de hidratación conseguirás que se vayan los mosquitos.

Si quieres hacer un repelente natural hierve medio litro de agua con 30 clavos y añade un chorreón de limón. Después, retira del fuego y cuando esté frío aplícalo al niño. Si es verano puedes mojarle la cabeza con él.

Para que no le piquen en la habitación puedes colocar un vaso lleno de vinagre, preferiblemente de manzana, en su mesita de noche. O pulverizar el ambiente y las cortinas con una solución de vinagre y agua. Quizás no es el olor más agradable del mundo, pero no habrá mosquitos. No por lo menos esa noche. Recuerda repetir la operación mañana.

Remedios caseros si ya le han picado

Que ya le han picado los mosquitos u otros insectos a tu hijo y no para de rascarse. Bueno pues ahí va un primer remedio: el aceite de eucalipto. Por su efecto antiinflamatorio es uno de los más recomendables. Puedes conseguir hojas de eucalipto, cocerlas y ponerle a tu niño un pañito mojado en la solución. En cinco minutos habrá olvidado la picadura. La lavanda también tiene un efecto parecido, pero es más lenta. Lo mismo ocurre frotando un ajo o limón, que mejoran de momento el picor, pero luego regresa.

Si no se trata de mosquitos, sino de otros insectos, como una avispa, por ejemplo, y siempre que no haya motivos para pensar que tu hijo o hija tiene alergia, puedes usar aspirina para aliviar el dolor. Sí como lo has leído, aspirina. Disuelve una aspirina en una cuchara de agua y pon esa pasta sobre la picadura. Esto reducirá el escozor y la inflamación, porque la aspirina tiene compuestos que neutralizan el veneno de los insectos. Algo parecido pasa con el bicarbonato de sodio y agua, pero hay que aplicar la solución durante 15 minutos, luego enjuagar.

El tomate también alivia bastante sobre todo en los insectos que dejan su aguijón, como las abejas. Lo primero que debes intentar hacer es quitar el aguijón y luego colocar rodajas de tomate fresco sobre la picadura. Pero no olvides que antes de aplicar cualquiera de estos remedios caseros es imprescindible lavar bien la picadura y tratar la piel con cuidado.

A mi hijo le picó una araña ¿qué hago?

Uno de los insectos que le puede picar al niño es una araña. Las hay de muchos tipos, así que lo primero es identificarla. No todas son graves, pero sí muy molestas. Este remedio del que te hablamos sólo sirve en el caso de que no se trate de una araña venenosa. Entonces tendrás que ir directamente al médico.

Una bolsa de hielo en la zona de la picadura aliviará de inmediato la hinchazón, luego ponle un poco de vinagre, da igual que sea de vino, blanco o de manzana, sobre la picadura. Ya verás como te lo agradece.

Si tienes a mano aloe vera natural, pártelo por la mitad y extiende el gel que genere en la picadura o mordedura. Esto aliviará el dolor, reducirá la hinchazón y también actuará como antiséptico.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.