Pie, mano, boca

El síndrome  o enfermedad pie-mano-boca o PMB es un virus que puede coger fácilmente vuestro bebé. Es una de esas enfermedades que se cogen en la guardería, en el centro comercial o en el parque. Por eso hay que tener cuidado, y siempre estar pendientes de si los niños con los que juegan los nuestros están malitos, -ya que algunas madres y padres parece que eso les da igual-. Esta enfermedad, leve por regla general, se caracteriza por una subida de fiebre, que puede aumentar incluso hasta los 39 o 39,5 grados. También un estado general decaído, y ocasionalmente algún síntoma que podemos confundir con un catarro.

Pero sobre todo, y lo que nos llamará la atención serán unos granitos, algunos en forma de pústulas, que encontraremos precisamente en las zonas que dan nombre a la enfermedad: pie, mano y boca. Normalmente comienzan por los pies o piernas, aunque tampoco es inusual que comiencen por la boca o las manos y brazos. También pueden salir algunos granitos por la cabeza, e incluso en la garganta.

Es importante no confundirlo con otras enfermedades como la varicela, que también se caracterizan por la aparición de granitos, aunque esta enfermedad suele debutar de una manera distinta. El síndrome PMB no es peligroso, y en unos 5 a 7 días se pasa con un simple tratamiento con apiretal (paracetamol normal y corriente). Pero ante cualquier síntoma lo primero que hay que hacer es acudir al pediatra para que nos saque de dudas.

Esta enfermedad, por cierto, tiene mucho que ver con la higiene del bebé y del niño, de ahí que siempre insistamos en lo importante que es, además de nuestros hijos, guardar nosotros unos hábitos correctos. Y ojo, es contagiosa, así que, si tu hijo o hija lo tiene, por favor, abstente de ir al parque, de llevarlo a la “guarde”, etc. Los otros padres te lo agradecerán.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *