Pies hinchados después del parto

Pies hinchados embarazo

Tener los pies hinchados durante el embarazo es muy común, generalmente en el último trimestre, cuando el momento del parto está cerca. Sin embargo, también es muy habitual que este problema se mantenga aún después de dar a luz. Al igual que no desaparece la barriga de forma inmediata, ni desaparecen los rasgos físicos que te acompañan durante el embarazo.

Aunque la mayoría de las mujeres se imagina o se espera que al salir del paritorio su cuerpo vuelva a ser más o menos normal, lo cierto es que hasta pasados unos días e incluso semanas, no se empiezan a notar los cambios. Al menos para la mayoría, porque muchas mujeres tienen una recuperación mucho más rápida y sigue siendo totalmente normal.

Por qué se mantienen los pies hinchados después del parto

Tener los pies hinchados es totalmente normal, tanto si te ocurre durante el embarazo, como si se mantiene unos días después del parto. Se trata de una característica común producida por los cambios físicos del propio embarazo, como consecuencia de la retención de líquidos, los cambios hormonales y otros factores como el calor o la forma de vestir.

Después del parto es común tener los pies hinchados, especialmente cuando se realiza una cesárea y en los partos en los que se tiene que inducir el parto con medicación como la oxitocina. Toda esa medicación en grandes dosis que se administra en esos tipos de parto la tiene que eliminar el organismo y no es algo fácil. Todo requiere de su tiempo y hay que dejar que el cuerpo vuelva a su estado al ritmo que lo necesita. En muchos casos, pueden mantenerse así incluso durante una o dos semanas después de dar a luz, por lo que es importante ser paciente.

Los factores que influyen a la hora de tener los pies hinchados después del parto son:

  • El aumento de peso: especialmente si has cogido muchos kilos durante tu embrazo, tienes más probabilidades de sufrir hinchazón y que se mantenga después del parto.
  • Una dieta alta en sodio: los alimentos ricos en sodio son muy perjudiciales por muchos motivos, en el embarazo, pueden provocar inflamación en las extremidades.
  • La retención de líquidos: si de normal sueles tener retención de líquidos, es muy probable que durante el embarazo y después del parto lo padezcas.
  • Los embarazos múltiples: en mujeres que esperan más de un bebé es un trastorno muy común, ya que cogen más peso de forma normal y su cuerpo sufre mayores transformaciones.
  • Las altas temperaturas: si vives en una zona naturalmente calurosa o pasas tu embarazo durante los meses de calor, tienes muchas probabilidades de tener este trastorno.
  • Complicaciones del embarazo como la preeclampsia: uno de los síntomas de la preeclampsia es la inflamación de las extremidades, descubre en qué consiste en el enlace.

Cómo mejorar la inflamación de las extremidades

También puedes hacer muchas cosas para mejorar la inflamación de los pies y las extremidades. Por ejemplo, empieza por reducir el consumo de sal para que con ello se reduzca la retención de líquidos. También es muy importante aumentar la ingesta de agua para drenar toda esa retención. Evita estar demasiado tiempo en la misma posición, ni estar sentada mucho tiempo te favorece, ni pasar demasiado rato de pie sin cambiar la postura.

Cuando estés sentada procura tener los pies en alto para favorecer la circulación de la sangre. Aplica agua fría en las piernas realizando un masaje desde los tobillos hasta las rodillas, en movimientos circulares y con el agua lo más fría que puedas soportar. Utiliza ropa cómoda, que nada te oprima el cuerpo para que la sangre circule correctamente, además si hace calor estarás más a gusto con prendas fresquitas que no se peguen a la piel.

Para terminar, si tienes las piernas muy hinchadas después del parto y no mejoran pasados unos días siguiendo las recomendaciones, puedes probar con terapias antiinflamatorias. Acude a un especialista en fisioterapia para mujeres embarazadas, con estas recomendaciones y su ayuda pronto te encontrarás como nueva.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.