Cómo ‘pillar’ a un niño que miente

mentiras

Los niños pequeños no entienden la gravedad de una mentira y suelen utilizarla de forma inocente para por ejemplo, evitar represalias a comportamientos o palabras. Pero es deber de los padres enseñarles a no mentir y a anteponer siempre la verdad ante la mentira. Es muy importante para los padres saber si realmente los niños están mintiendo o si están diciendo la verdad.

Para ello se deberán tener en cuenta algunas señales que delatan a los niños que no están diciendo la verdad, pero nunca se deberá mirar a otra parte. En el caso que sepas que tu hijo está mintiendo y no le enseñes los valores que necesita aprender, entonces estarás enseñándole a que mentir no es algo que esté mal, y a la larga te arrepentirás de ésta pasividad.

 

Conoce algunos consejos para saber si tus hijos están mintiendo:

  1. Mira su cara. Si parpadea rápidamente, evita el contacto visual y tiene aleteo nasal es posible que esté mintiendo.
  2. Las señales de voz. El tartamudeo, la voz temblorosa o hablar más alto o más bajo de lo normal también podría ser una señal clara de mentira.
  3. El lenguaje corporal. Si tu hijo está inquieto, si frota su cuello, si se inclina lejos de ti o tiene los brazos cruzados, en los bolsillos o apretando los puños también puede que esté mintiendo.
  4. Pausas. Si tu hijo hace pausas largas antes de contestarte o habla más lentamente  o si quizá dice demasiado ‘ajam’, ‘ah’, etc.
  5. Mirar hacia arriba. Si tu hijo mientras te habla está mirando hacia arriba-derecha es porque está intentando construir algo en su mente. En cambio si mira arriba-izquierda es que estará intentando recordar algo que realmente sucedió.

Si descubres que tu hijo te miente, deberás mantener la calma y nunca llamar mentiroso a tu hijo. Las etiquetas pueden hacer confrontaciones personales y lo que necesitas es concentrarte en la acción para trabajar en la solución.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *