Pinchazos en la vagina durante el embarazo

Pinchazos en la vagina

Desde el comienzo del embarazo se producen diversos cambios físicos, algunos se perciben a simple vista y otros se notan internamente. Los cambios internos pueden producir molestias, porque los órganos se desplazan para dejar hueco al crecimiento del útero y el saco amniótico. Se estiran las fibras y los tendones y el cuerpo se va preparando desde el primer momento para dar cabida al bebé cuando llegue el momento de nacer.

Estos cambios suelen producir molestias típicas como los pinchazos en la vagina, que están causados por el crecimiento del útero. A medida que este crece, se pueden comprimir los nervios del aparato genital, lo que produce molestias más reconocidas como pinchazos. Estas molestias son totalmente normales y por ello te contamos todo lo que necesitas saber sobre los pinchazos en la vagina durante el embarazo.

Los pinchazos en la vagina ¿son peligrosos?

Si tu embarazo se desarrolla con normalidad y el médico no indica que no sea así, no debes preocuparte por los pinchazos en la vagina. Tampoco se deben confundir con las contracciones de parto, ni con otros síntomas que pueden hacerte preocupar innecesariamente. Estas molestias pueden aparecer en diversas partes del aparato reproductor, tanto en el interior de la vagina, como en el exterior, hasta en el interior de la ingle.

Normalmente se siente como un calambre de diversa intensidad, puedes sentir miedo y quedarte paralizada por no saber de qué se trata. Quizá te asustes y pienses que algo no marcha bien, pero lo normal es que sea un pinchazo intenso aunque corto, desaparecerá de forma instantánea. No obstante, si el dolor permanece o se extiende es recomendable que acudas a la consulta del médico lo antes posible para que realice una exploración.

Todas las mujeres no tienen los mismos síntomas durante el embarazo, por lo que es normal que no todas las mujeres tengan los mismos síntomas. La constitución de la mujer tiene mucho que ver en esto y es algo que se debe tener en cuenta, porque nunca debes compararte con otras mujeres. Ante cualquier duda, consulta con tu médico para quedarte totalmente tranquila.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.