Piojos: qué son y cómo se transmiten y cómo eliminarlos

piojos en la cabeza

Los piojos son la pesadilla de todas las madres y niños. Son molestos y difíciles de erradicar, siguen creando muchos problemas. Averigüemos más sobre estos molestos parásitos juntos.

La pediculosis es una infestación causada por los piojos, insectos parásitos hematófagos, sin alas, con seis patas provistas de ganchos especiales que permiten la adherencia al pelo y cuero cabelludo. Dotados de un aparato bucal que perfora la piel, permitiendo al piojo succionar sangre e inyectar un urticante líquido que, siendo también ligeramente anestésico, hace que no se pueda advertir inmediatamente la infestación y las picaduras dañando la piel del huésped.

Piojos: propagación e infecciones

Los piojos de la cabeza son de color marrón grisáceo y son difíciles de ver porque generalmente se confunden con el color del cabello. Junto con sus huevos, las liendres, anidan con mayor facilidad en la nuca, las sienes y detrás de las orejas. Se alimentan de sangre y, si se extraen del cuero cabelludo, sobreviven un máximo de 2-3 días. El síntoma más característico, pero no siempre presente, es el picor en el cuero cabelludo.

Hoy los niños y jóvenes tienen muchas oportunidades de socializar, desde la escuela al gimnasio o extraescolares. La infección se da por contacto directo con una persona infestada o indirectamente por el intercambio de peines, cepillos, pinzas, etc. Incluso las prendas de vestir, como sombreros y bufandas, pueden transmitir el paso de los piojos de un invitado a otro.

Piojos, ¿cómo reconocerlos

La longitud del piojo es de aproximadamente 2-4 mm, pero las liendres (es decir, los huevos) tienen menos de un milímetro de tamaño. Estos últimos tienen un color nácar (a diferencia de los piojos que son más oscuros), y eclosionan después de 7-8 días. Necesitan una temperatura óptima de 32°C, Liberan las ninfas que, después de un período de unas dos semanas, terminan su proceso de maduración, convirtiéndose en piojos capaces de reproducirse. El piojo hembra puede poner hasta 5 huevos por día.

El ciclo de vida descrito es común a las tres especies de piojos que generalmente parasitan a los humanos:

  • el piojo de la cabeza (Pediculus humanus capitis);
  • el piojo del cuerpo (Pediculus humanus corporis);
  • piojo púbico (Phtirus pubis).

Los piojos de la cabeza se denominan parásitos, ya que no pueden sobrevivir a largas distancias del huésped.

Cómo se manifiesta la pediculosis

La pediculosis se manifiesta con un picor intenso que lleva a rascarse y frotarse las zonas con picor, provocando en ocasiones abrasiones.

Además de los síntomas de picor, es necesario, para el diagnóstico, que se encuentren liendres y piojos adultos, especialmente concentrados detrás de las orejas o en la nuca. Es posible establecer cuánto tiempo lleva la infestación evaluando la proximidad de los huevos al cuero cabelludo (si están lejos, significa que la infestación ya se ha producido en los días o semanas anteriores).

Los huevos no se pueden confundir con la caspa, ya que esta última es fácilmente eliminable. Las liendres, en cambio, quedan adheridas al cabello, por lo que es necesario realizar un peinado húmedo.

Consiste en peinar el cabello, desde la raíz hasta las puntas, utilizando un peine de dientes finos. Esta técnica es, en realidad, también una terapia eficaz y representa, junto con la inspección de la cabeza, la única forma de prevenir la pediculosis.

De hecho, aunque es común creer que deben usarse productos pesticidas para prevenir la infestación, en realidad son inútiles e incluso dañinos si se usan en ausencia del parásito.

Cómo prevenir los piojos de la cabeza

Es necesario que, además de lo dicho, se eduque a las personas y a los niños para que adopten conductas correctas, encaminadas a reducir la probabilidad de contagio.

¡Los piojos no saltan de una cabeza a la otra! Se transmiten por contacto directo. Por lo tanto, es necesario no intercambiar sombreros, pinzas para el cabello, bufandas, toallas, peines o efectos personales que pueda ser considerado un «vehículo para mover piojos».

Habiendo constatado que la infestación se produce con mayor frecuencia en lugares concurridos (a medida que aumenta la probabilidad de tener contacto directo con otras personas), y que los grupos de edad más afectados son los escolares y preescolares, sería necesario e imprescindible que los padres y el personal de salud presente en las escuelas inspecciones periódicamente la cabeza de los niños. Es aconsejable decirle a los niños que no intercambien objetos personales con sus compañeros y que los guarden en una taquilla que en ningún caso debe ser compartida por varios alumnos.

En caso de infestación escolar, las familias también deben someterse a controles sistemáticos, especialmente en presencia de otros niños.

Cómo deshacerse de los piojos de la cabeza

El tratamiento se realiza con un pesticida específico y continuando con las revisiones de la prenda y el peinado en húmedo al menos cada 3-4 días. La eliminación de los huevos mediante el uso de este particular peine de dientes finos puede ser facilitada por el uso de una solución de agua y vinagre, ya que este último es capaz de desfavorecer la adherencia de las liendres al cabello. Contrariamente a la creencia popular, el vinagre no puede sustituir a un producto específico, solo favorece el «desprendimiento» de los huevos.

Los productos generalmente utilizados estám en forma de champús, emulsiones, geles, polvos y cremas. Los más conocidos y efectivos parecen ser los basados ​​en piretroides sintéticos, entre los que se puede incluir la Permetrina. Este último generalmente se presenta como una emulsión que, después de la aplicación, debe dejarse actuar durante unos 10 minutos y luego retirarse con agua. Esta molécula es bien tolerada, aunque no se recomienda su uso en menores de seis meses.

El malatión (pesticida organofosforado) es un producto de segunda elección que se puede utilizar en caso de resistencia a las piretrinas. Generalmente se presenta en forma de gel o champú, y se puede utilizar a partir de los 6 años, ya que no se ha probado en niños más pequeños.

Por lo general, una sola aplicación de estos productos, junto con el peinado en húmedo realizado tanto después del tratamiento como, a menudo, durante el período de infestación, es eficaz para erradicar los piojos. conviene repetir la aplicación del producto al cabo de ocho días.

La vaselina blanca es útil en el caso de que la infestación afecte también a pestañas y cejas. Se debe aplicar tres veces al día durante 10 días.

Mitos que no funcnionan

Entre los mitos a disipar está el de la existencia de un producto preventivo que, como ya se ha dicho, no existe. De nada sirve iniciar el tratamiento si no existe una verdadera infestación de piojos.

Tener piojos no indica mala higiene pero, dado que se transmite por contacto, lo que ocurre con mayor facilidad en lugares concurridos y entre niños.

Cositas a tener en cuenta

Además de la cuidadosa inspección de las prendas y de evitar el intercambio de efectos personales, es importante que la ropa y las sábanas se laven con agua a 60 °C.

Todos los objetos que entren en contacto con la persona infestada se deben envolver en una bolsa de plástico y deben permanecer ahí cerrados durante unas dos semanas.

Los objetos personales como pinzas o peines se sumergen en agua caliente durante unos 10-15 minutos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)