Cómo hacer que un niño haga pis en el orinal

niño usando un orinal junto con su madre en el cuarto de baño

Una fase muy importante y que nos indica que nuestro pequeño va creciendo, es cuando se abandona el pañal y se abre paso al uso del orinal. Un gran paso, tanto para los más pequeños de la casa como para los padres. Este proceso de cambio no es milagroso y ocurre en un día, sino que va poco a poco, por lo que hay que tener paciencia. En el día de hoy vamos a hablar de este tema, de cómo hacer que un niño haga pis en el orinal.

Este proceso de cambio del que hablamos, conlleva un entrenamiento muy sencillo y puede ayudar a que tu pequeño pase el pañal al orinal más rápidamente, en cuestión de semanas. Trataremos de resolverte cualquier tipo de duda sobre cuándo deben utilizar el orinal, a qué edad abandonan definitivamente el pañal y como iniciar dicho entrenamiento hacia el mundo del orinal.

¿Cuándo deben utilizar el orinal los más pequeños?

Bebé en un orinal

Cuando nuestro pequeño comienza su desarrollo, se da una etapa en la que él o ella empiezan a ser más participativo y colabora. Esta fase, suele ocurrir cuando alcanzan los dos años de edad. El cambio del pañal al orinal, hay padres que lo clasifican como uno de los momentos críticos del crecimiento de sus hijos, por lo que te daremos una serie de consejos para que los tengas presentes a la hora de iniciar esta nueva aventura.

Tener el orinal a la vista y a mano en la zona del baño, puede presentarse como una oportunidad para el pequeño investigue que es ese extraño objeto e incluso, para que se comience a sentar en el sin tener de idea de para que funciona.

Algunas de las señales que os pueden ayudar para saber si vuestro hijo está preparado para usar el orinal aparte de controlar su físico para levantarse y sentarse libremente y el control de su vejiga, es que el pequeño manifieste sus ganas de ir al baño.

¿Cómo enseñarle a utilizar el orinal?

Bebé sentada en un orinal

Para comenzar con la fase de aprendizaje, lo primero que debemos hacer es comprar un orinal o un asiento adaptado para ellos para el inodoro. Hay pequeños, que prefieren tener su propio orinal y otros que quieren sentarse donde lo hacen los mayores.

Debes permitir que los pequeños se familiaricen con este objeto nuevo que está en el hogar, tienes que dejar que lo toque, se siente, juegue con él, etc. Por lo que te aconsejamos, que te hagas con meses antes de este proceso de cambio. No solo puedes dejarlo en el baño, sino también en la zona de juegos, en el salón, para que lo vea y en el momento que lo quiera usar pueda hacerlo.

Deja que los pequeños se sienten sobre el tantas veces como quieran, vestidos, en pañales o desnudos, esto ayudará a que se acostumbren a ello. Además de esto, deja que se levante solo cuando quiera. No les obliguéis a hacerlo, aunque si veis que lleva demasiado tiempo igual es conveniente.

Tener paciencia, ser positivo y explicarles las cosas lentamente y varias veces, ayudará a que esta nueva habilidad sea adquirida de una mejor manera, con el paso del tiempo, tus pequeños controlaran por si solos esta acción.

¿Qué no se debe hacer nunca en este proceso de cambio?

Padre enfadado

Hay ciertas acciones o decisiones, que bajo nuestro punto de vista no hay que realizarlas cuando nuestro pequeño está en un proceso de cambio y evolución, donde está dejando algo de lado y aprendiendo algo totalmente nuevo para ellos.

No debes obsesionaros con el tema, no mostrar preocupación o agobio, porque esto resulta negativo tanto para vuestro hijo como para vosotros. No debéis nunca castigar, regañar o avergonzar al pequeño si tiene fallos. Tienen que aprender a base de repetición, y antes lo harán cuanto más agradable les resulte. Por último, no hay que dejarlos sentados demasiado rato ya que puede resultarles una acción aburrida o simplemente comenzarán a jugar con el orinal.

Por lo tanto, vosotros como padres sois los encargados de que este aprendizaje no se convierta en un batalla de poderes entre vosotros y vuestros hijos. Recuerda, que no hay que agobiarse ni preocuparse, es un proceso que lleva tiempo y poco a poco todos acaban aprendiendo a usar el orinal. Busca técnicas que le resulten divertidas, atractivas y educativas a tus pequeños y así fomentar favorablemente su aprendizaje.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.