Plan de parto: una herramienta que permite pensar y expresar cómo quieres que sea tu parto

Plan de parto

En este post de BebésMundo sobre el mantenimiento el vínculo entre madre y bebé tras el parto, mencioné el Plan de Parto, que no es sino una herramienta para ‘pensar’ y expresar cómo queremos que ocurran las cosas durante nuestro parto. Se trata de un documento que desde 2011 está oficialmente reconocido en el Ministerio de Sanidad, como parte de la implantación de la Estrategia de atención al Parto Normal; aunque antes de esa fecha ya se recurría a los planes de parto. Si habéis parido, sabéis que en ese momento la madre es muy vulnerable emocionalmente, y como es natural, se exige una concentración especial en ese momento tan decisivo, es por eso que si deseas exponer tus preferencias y / o necesidades, debes hacerlo con antelación.

Es habitual recurrir al Plan de Parto cuando no se tiene la posibilidad de acudir a un hospital dónde practican explícitamente partos respetados, o no se va a escoger la opción de parto en casa (acompañada la madre de matrona y doula). En cualquier caso en el que te quieras asegurar de que te van a prestar una atención al parto más humanizada, deberías animarte a redactar un Plan de Parto. En cualquier caso, tal documento nace de la inquietud de la madre y de su propia concienciación acerca del proceso del parto; pero no sustituye a la información proporcionada por el equipo profesional que atiende durante el embarazo, es decir a la matrona y el médico.

Lo podrás elaborar en cualquier momento de la gestación, aunque es habitual que se presente entre las semanas 28 y 32, porque se necesita mucho tiempo para recoger información y realizar consultas. Además ten en cuenta que aunque tú eres la protagonista del parto, si tu pareja va a estar contigo, también deberá involucrarse en la redacción del plan de Parto. Lo puedes entregar durante la próxima cita que tengas con el médico, presentarlo en administración e incluso enviarlo por correo, aunque sin dudarlo, la primer opción es mucho más personal, y contribuirá a que ginecólogo y madre tengan más confianza uno en el otro; además posibilitará intercambio de informaciones y aportes extra en los que uno o el otro no había pensado. También puedes presentarte el día del parto en medio de las contracciones con el documento en la mano, no lo deberían rechazar.

Además en la propia web del Ministerio, indica que en el transcurso del parto, la madre puede modificar las preferencias escritas, debido a diferentes circunstancias

Dado que es la mujer quien pare, resulta ser un ejercicio de empoderamiento elaborar un Plan de parto, y desde luego que no hay nada de malo en decidir ‘cómo queremos que vaya las cosas’, al fin y al cabo es nuestro cuerpo, y se trata de nuestro bebé. Únicamente estás demostrando mucha confianza en ti misma, y reivindicando la delicadeza con la que queremos que nos traten en un momento tan especial.

Plan de parto

Aspectos que incluye un plan de parto

A falta de que te mires bien el documento enlazado, te cuento que Puedes indicar :

  • Quién te acompañará.
  • Cómo deseas que empiece el parto (de forma natural, por inducción).
  • Si te gustaría poder beber durante el trabajo de parto.
  • Sobre la libertad de movimiento.
  • Tener información sobre intervenciones médicas imprevistas.
  • Preferencias en caso de ser NECESARIA una cesárea.
  • Establecimeinto de vínculo con el recién nacido.
  • ¿Deseas parir en silla de partos, en el agua?
  • Necesidades en el manejo del dolor (masajes, pelotas, …).
  • Si aceptas uso de analgesias médicas durante el parto.
  • Tiempos de corte del cordón umbilical.
  • Cuidados del recién nacido.

Hay intervenciones concretas como el rasurado del vello genital previo al parto, que no constituyen prácticas necesarisa, ni siquiera para reparar desgarros o eposotomías (con excepción de en pequeñas zonas para facilitar la sutura). Esto lo indica claramente el documento tipo del Ministerio; así que este y otros aspectos no necesitarás incluirlos.


Categorías

Embarazo
Etiquetas ,

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *