Play room funcional

En muchos artículos anteriores, hemos venido exponiendo la posibilidad de tener en casa un cuarto extra para el juego de los niños.

No obstante, hoy traemos una serie de ideas para que éste, funcione además con otra finalidad, aportando de esta manera, utilidad y reduciendo la necesidad de espacios disponibles.

-Play Room – vestidor

En esta primera propuesta, vamos a diseñar un cuarto de juegos que además oficie de cambiador. ¿Cómo?, pues muy fácil…

En primer lugar se deben adquirir o diseñar muebles con capacidad de proporcionar una doble utilidad. Por ejemplo, los cajones para guardar los juguetes, pueden poseer tapa acolchada y ser perfectos sillones. Además, los guarda – zapatos, pueden ser apilables y en distintas medidas, formando una escalinata hasta una sección superior, donde alojar la ropa.

Desde ya que el piso deberá cubrirse con alfombra de colores, pero a la vez acolchada, para que el niño se pueda desplazar descalzo.

Otro tip, es el de colocar espejos amurados a las paredes.

-Play Room – Sala de estudio

Esta segunda idea, apunta a convertir el play room en una versátil sala de estudios. Para ello, se deben anexar a los elementos acostumbrados, una PC, bibliotecas, escritorios, sillas y luces adecuadas (cómodas).

Como se puede comprobar, crear espacios funcionales depende de nuestra imaginación más que de otro disparador. Buscar las necesidades de la familia, es el primer paso para otorgar a cada espacio un uso adecuado y funcional, lo que aporta una cuota de valor extra a la casa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *