Polihidramnios: qué es y cómo afecta

Polihidramnios, qué es y cómo afecta

El líquido amniótico es un fluido que se produce de forma natural en el cuerpo de la mujer cuando se produce un embarazo. Esta sustancia es esencial, ya que sin ella, el embarazo no podría producirse de forma satisfactoria y el bebé no podría desarrollarse con normalidad. En algunos casos, es posible que el líquido amniótico sufra algunas complicaciones que pueden ser debidas tanto al exceso como al déficit.

El polihidramnios es una afección producida por un exceso de líquido amniótico, un problema que afecta en un porcentaje muy bajo de embarazos (tan solo 1%) pero que puede ocurrir sin que apenas puedas notarlo. En la mayoría de los casos se trata de un problema leve, que incluso se llega a regular de forma natural y desaparecer el problema por sí solo.

No obstante, en algunos casos este problema puede producir diversas complicaciones en el embarazo. Veamos en qué consiste exactamente esa afección y cómo puede afectar en el embarazo.

Qué es el líquido amniótico

El líquido amniótico es un fluido con una consistencia ligera y con un leve color amarillento. Esta sustancia, está compuesta por diferentes nutrientes y elementos que el bebé necesita para poder crecer y desarrollarse favorablemente en el útero materno. Entre otros, el líquido amniótico contiene proteínas, carbohidratos, lípidos, urea o electrolitos, además de células del feto que permiten que en los análisis y pruebas de control del embarazo se detecten posibles malformaciones en el feto.

Mujer embarazada hablando con su médico

Para el progreso del bebé, el líquido amniótico es esencial ya que le provee de todas esas sustancias que necesita para poder crecer. Pero también, le proporciona un lugar idílico para crecer, ya que le mantiene calentito, le amortigua de los golpes y le permite crecer en un espacio fluido donde desarrollarse de forma correcta.

Durante las primeras semanas, el líquido amniótico lo crea el cuerpo de la madre, aunque a partir de la semana 18 aproximadamente es el propio bebé el que lo crea. Esto provoca que en parte cambie la composición, ya que el bebé comenzará a tragar y expulsar el líquido a través de la orina.

La cantidad de líquido va cambiando a lo largo de todo el embarazo, llegando a alcanzar los 600 u 800 ml hacia el final del periodo de gestación. No obstante, es posible que se produzcan complicaciones que afecten a la cantidad de líquido, dando lugar a diferentes problemas.

Qué es el polihidramnios

El polihidramnios, también conocido como hidramnios, es una afección por exceso de líquido amniótico. En muchos casos se trata de un problema leve que se regula de forma natural, pero es muy importante vigilar de cerca esta situación ya que puede ser un síntoma de una afección más grave. Por lo general, el polihidramnios se asocia con un problema en el aparato digestivo del feto, puesto que el exceso de líquido amniótico puede estar producido por la dificultad del bebé para tragar la cantidad adecuada.

No obstante, en muchos casos no es posible determinar la causa de este problema, que pueden ser diversas como:

  • Incompatibilidad del factor Rh, un problema causado por la incompatibilidad de la sangre de la madre y del bebé
  • Problemas en el desarrollo neurológico del bebé, así como en el aparato digestivo, en los pulmones o en el cerebro

Cómo afecta el polihidramnios

Hidramnios

El exceso de líquido amniótico puede causar diferentes complicaciones, tanto en el transcurso del embarazo como en el propio parto.

  • Riesgo de parto prematuro
  • Rotura prematura de membranas, el saco amniótico se rompe antes de tiempo
  • Desprendimiento de placenta, sucede cuando la placenta se desprende del útero prematuramente. Las consecuencias pueden ser muy graves en este caso.
  • Riesgo de aborto espontáneo y de fallecimiento fetal, en este caso, ocurre cuando el bebé fallece después de la semana 20 de gestación.
  • Mala postura del bebé a la hora de nacer, es decir, el bebé no puede colocarse en la posición más favorable para nacer, que es con la cabeza hacia abajo. Esto puede producir complicaciones en el parto, como tener que realizar una cesárea.
  • Hemorragia postparto. Un grave problema que puede poner en riesgo la salud de la madre.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.