¿Poner a tu hijo por delante de ti misma te hace más feliz?

Poner a tu hijo por delante de ti misma te hace más feliz

¿Crees que las madres y los padres deberíamos centrarnos en nuestros hijos, por encima de nosotros mismos? Sé que este es tu tema delicado, y mi intención no es, ni mucho menos, juzgar y/o defender la postura de nadie. Simplemente me voy a referir a los datos ofrecidos por un estudio publicado la revista Social Psychological and Personality Science.

Este estudio afirma que los padres que priorizan el bienestar de sus hijos sobre el suyo propio no sólo son más felices, sino que también obtienen más significado en la vida por sus responsabilidades en la crianza de los hijos. 

Los padres que priorizan el bienestar de sus hijos sobre sí mismos son más felices

Esta afirmación basada en los resultados del estudio contrastan con las reclamaciones en los medios de comunicación, que priorizar el bienestar de los niños socava el bienestar de los padres, dicen los investigadores.

En un primero estudio, los investigadores pidieron a los padres que completarán una escala para medir su estilo de crianza basada en lo centrados que estaban en sus hijos. Luego se les dio una encuesta para medir la felicidad y el sentido de la vida que  experimentaron a tener hijos, respondiendo a declaraciones tales como “Mis hijos dan sentido a mi vida”.  Los investigadores encontraron que los padres más centrados en sus hijos fueron significativamente más propensos a reportar mayor felicidad y un sentido de propósito en la vida derivado de tener hijos.

En un segundo estudio, los investigadores pidieron a los participantes que contaran las actividades de su día anterior e informaran de cómo se sintieron durante cada actividad. Los resultados indicaron que los padres centrados en los niños tenían mayores sentimientos positivos, sentimientos menos negativos, y experimentaron un mayor significado en la vida durante las actividades de cuidado de sus hijos. Además, el bienestar de los más padres centrados en el niño no se vio afectado negativamente durante el resto del día, lo que sugiere que el enfoque centrado en el niño no afecta al bienestar de los padres cuando los padres no están cuidando de sus hijos.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *