¿Por qué celebramos el Día de la Madre?

Por qué celebramos el Día de la Madre

Y , ¿por qué no? En este mundo nuestro en el que todo lo importante o destacable tiene un día internacional, ¿por qué no lo íbamos a tener las madres? Lo curioso es que, a diferencia de otras celebraciones -a parte del increíble carácter comercial que tiene-, el Día de la Madre no se celebra en todos los países el mismo día y en alguno casos, como el español, ni siquiera coincide siempre en la misma fecha.

Esto viene a cuento del motivo por el cual se celebra este día. Porque el resto de las fechas señaladas en el calendario como “Día de…” son inventos contemporáneos. Porque eso de que el Día de la Madre se lo inventó El Corte Inglés es un bulo. El caso es que esta celebración es un homenaje que viene de antiguo, aunque hayan ido cambiando los motivos. 

La celebración del Día de la Madre está presente en todo el mundo, aunque las fechas, como decíamos, varían, sobre todo por cuestiones culturales. Pero, ¿desde cuándo se celebra este día?

La primera celebración dedicada a la madre data de la Grecia antiguapor las festividades en honor a Rhea, la madre de los dioses Júpiter, Neptuno y Plutón. Los antiguos romanos rendían tributo a Cibeles, diosa de la madre tierra y símbolo de fertilidad.

Muchos siglos más tarde, a principios del siglo XVII, según recoge la Wikikpedia, Inglaterra empezó a dedicar el cuarto domingo de la Cuaresma a todas las madres operarias. En este día ellas eran dispensadas de sus trabajos para que pudiesen quedar en casa con sus hijos y sus madres. En este día se denominaba “Domingo de Servir a la Madre”, y se celebraba con la preparación de una torta.

Un poco más adelante, a finales del siglo XIX, en los Estados Unidos, surge la primera sugerencia a la creación del Día de la Madre, cuando la escritora Julia Ward Howe organizó en Boston un encuentro de madres dedicado a la paz. A partir de ahí, la lucha por honrar a las madres la tomó Anna Jarvis, a principios del siglo XX, en una pequeña ciudad del Estado de Virginia Occidental. Acompañada por un grupo de amigas, Anna empezó un movimiento para instituir un día en que todos los niños pudiesen homenajear a sus madres. En poco tiempo la celebración se extendió por todo el país haciendo  que el Presidente Wilson oficializara el Día de Madre como día de fiesta nacional, siendo celebrado todo segundo domingo del mes de mayo. Con el tiempo, otros muchos países, de distintas partes del mundo, se fueron sumando a la celebración.

En algunos los países cristianos, el Día de la Madre se celebraba el 8 de diciembre, día dedicado a la Inmaculada Concepción. Actualmente, solo en Panamá se sigue celebrando el Día de la Madre en esta fecha. En España se celebró esta fiesta en este día hasta 1965, año en el cual se pasó la festividad al primer domingo de mayo.

Por qué seguimos celebrando hoy el Día de la Madre tiene muchas lecturas e interpretaciones. Personalmente creo que debería ser una fecha para más reinvidicaciones que, aunque haberlas ahílas, se hecha de menos que se le dé un poco más de caña al asunto de la maternidad. Aunque supongo que el tema “ventas” pesa más en todo este asunto.

Si tienes curiosidad y quieres saber más sobre la mujer que impulsó el Día de la Madre moderno, no te pierdas el artículo Julia Ward Howe, la mujer que impulsó el Día de la Madre moderno, que he publicado en ActualidadLiteratura.com.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *