Por qué debes cuidar tu salud para atender bien a tu familia

Una vez que eres madre, tus prioridades cambian de una forma drástica y repentina. Dejas de hacer cosas que antes te apasionaban. Tu ámbito social cambia, tus rutinas, tus costumbres, tu vida da un giro importante. Pero no debes perder la perspectiva, es muy fácil perderte a ti misma y tu salud en toda esa vorágine de cambios.

Una de las cosas vitales que debes mantener es el cuidado de ti misma. Cuidar tu salud, física y mental es absolutamente imprescindible para atender bien a tu familia. Ellos no estarán bien si tú no estás bien.

La importancia de mamá

Cuando tu hijo nace, tú y su padre sois todo su mundo, para él no existe nadie más.  Tu cuidado es importante porque tú eres importante. Tu bebé está indefenso, no puede alimentarse, ni asearse, ni siquiera mantener su temperatura corporal sin ti.

En caso de darle el pecho, papá podrá irse y estar todo un día fuera  sin que tu bebé lo eche en falta, pero tú no. Por eso es importante que aproveches para invertir tiempo para ti. Aunque sean 20 minutos escasos para tomarte una ducha mientras duerme tu bebé. Es fundamental que te alimentes bien y que descanses, no solo por que mejora la calidad de la leche. Es básico para mantener tu equilibrio emocional.

Es muy importante que te cuides para evitar problemas de salud como pueden ser anemias o falta de vitaminas. También debes hacerlo para evitar problemas de salud a nivel psicológico, como puede ser la depresión postparto.

Cuídate siempre, no solo cuando son bebés

Al igual que eres madre para siempre desde que nace tu hijo, eres mujer y sobre todo persona, desde que naciste tú. Debes cuidarte como tal y darte la importancia que mereces y necesitas. En los últimos tiempos abunda en las mamás el llamado síndrome de “burnout” o síndrome de la mamá “quemada”.

Este síndrome se caracteriza por una serie de síntomas que son fruto de la frustración y el cansancio que sufren muchas madres hoy en día. Somos madres, amas de casa, trabajadoras, todo al mismo tiempo y querer ser perfectas en todo, pasa factura.

Para evitar sufrirlo es imprescindible que cuides tu salud física y mental. Te puede ayudar practicar algún ejercicio que te lleve a un estado de relajación, como es el yoga. Esto será más útil si lo practicas con tus hijos, ellos también estarán más relajados.

Otras formas de cuidar tu salud para ser mejor mamá

La salud no solo radica en la buena alimentación y el ejercicio físico. También es importante cuidar la mente. A veces, lo peor de ser madre es tener que dejar de hacer cosas que te encantaban. El mejor consejo que podemos dar al respecto es que no lo hagas. Sal con tus amigas, lee un libro, escucha música, disfruta de todo en general.

Es posible que tengas que hacer una pausa en ciertas actividades cuando tu bebé esté recién nacido, pero nunca dejes de hacer algo que te encanta hacer por ser madre. Tus hijos te lo agradeceran, porque serás la madre feliz que todo niño merece.

A veces pensamos que abandonando nuestra carrera, nuestros hobbies, estamos haciendo lo mejor para ellos. Y nos dejamos un poco de lado a nosotras mismas. Pero lo cierto es que nosotras mismas es justo lo que necesitan.

Un niño no necesita una madre triste y frustrada.  Sentirá ese reproche y se convertirá en un adulto frustrado porque nunca logrará satisfacer a su madre.

Un niño necesita una madre que esté contenta de estar con él. Una madre que si no es absolutamente feliz estando en casa solo para él, se busca la forma de sentirse mejor consigo misma. Esa madre es un ejemplo de superación para ese niño. Es la que se cuida y no lo deja de lado, le da el ejemplo de que debe ser una persona completa, segura, independiente y feliz, como mamá.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.