Por qué debes guardar los dientes de leche de tus hijos

Guardar los dientes de leche

Cada uno de los momentos especiales del desarrollo de los hijos es especial, ya que suelen marcar un antes y un después en la vida de los pequeños. Uno de los momentos más especiales, es el día que el niño pierde su primer diente de leche. Si ya has pasado por ese momento, seguramente habrás guardado con mimo esa pieza dental de tu pequeño. Incluso, es posible que aún conserves tus primeros dientes de leche, ya que es una costumbre que se conserva desde hace décadas.

La caída del primer diente de leche es especial, marca el inicio de una nueva etapa, el paso a la futura madurez. Un momento especial que se celebra con la visita de el Ratoncito Pérez, y que supone un gran momento para toda la familia. Los dientes de leche se suelen conservar como recuerdo, sin embargo, se trata de algo mucho más importante que podría incluso salvar vidas.

¿Por qué son tan importantes los dientes de leche?

Al parecer, esos dientes de leche que acompañan a los niños durante sus primeros años de vida, son mucho más importantes de lo que podría parecer. Según estudios realizados por especialistas, los dientes de leche contienen células madre en el interior de cada pieza dental, concretamente en la pulpa. Las mismas células madre que contiene el cordón umbilical y que tan importantes son para el tratamiento de muchas enfermedades hoy en día.

Guardar los dientes de leche

Aunque todavía queda mucho camino por hacer y muchos estudios que realizar, ya se utilizan estas células madre en diversas intervenciones. Por ejemplo, en tratamientos dentales como los implantes, ya que las células madre favorecen que el hueso y los tejidos se regeneren más rápido. Además, se reducen las probabilidades de que exista un rechazo del organismo.

Por otra parte, las células madre que contienen los dientes de leche podrían utilizarse no solo en el propietario del diente. Esas células también son válidas para otras personas, como los familiares del niño, al igual que ocurre con las células madre del cordón umbilical.

Así que, no lo dudes y conserva bien todos los dientes de leche de tus hijos, ya que en el futuro, podrían resultar de gran utilidad.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.