Por qué educar a tus hijos en una vida simplificada

Vivimos en una sociedad donde el consumismo y el materialismo están a la orden del día. Desgraciadamente, los niños crecen pensando que necesitan muchas cosas de las que realmente no necesitan. La idea de vivir una vida modesta cada vez coge más fuerza, aunque vaya en contra de las normas sociales. Es necesario reducir la dependencia de las cosas y de lo material.

En búsqueda de la felicidad

Es necesario enseñar a los niños que la felicidad no reside únicamente en las cosas que se tienen, si no en las experiencias que se viven con las personas que realmente nos quieren. Buscar riquezas no materiales brinda más felicidad que la obtención de dinero para poder gastar más y más. Simplificar la vida es una forma de vivir que aporta mucha más felicidad de lo que aun principio se cree.

Ea necesario comenzar a cambiar las prioridades de la vida, ser agradecido con lo que se tiene y compartir el tiempo con las personas que realmente se quieren. Estos son los secretos que se deben enseñar a los niños desde que son pequeños para que aprendan a vivir en la máxima; ‘menos es más’, porque hacerlo les aportará felicidad real.

Por qué es mejor vivir con una vida simplificada

No es una broma, vivir con menos es posible y es necesario aprender a ser felices de esta manera. No es una religión, es un estilo de vida.  Menos es más es una frase utilizada para expresar la idea de que un enfoque minimalista es mejor para algo que una producción más grande. Es mucho más profundo que eso, pero en estos días a la gente le gusta usarlo para definirse a sí mismos o justificar su estilo de vida.

Cuando piensas en personas que usan esta frase como estilo de vida, tal vez piensas en personas que no alcanzan el éxito: personas que viven en hogares pequeños y básicos, con escasa decoración y lo que parece ser una pequeña ambición de cambiar. Estas personas tal vez no buscan una vida física de menos es más, pero tal vez tengan que adoptarlo en un marco de positividad porque su saldo bancario no les permitirá entrar en otro estilo de vida. Algunas personas se ven obligadas a tener menos, es más un lugar feliz porque no pueden permitirse vivir de otra manera.

Quizá pienses en una persona profesional, algo snob, con elegantes muebles de Ikea, con una bonita decoración en una casa grande. Accidentalmente tendemos a estar casi celosos de las personas que pueden disfrutar de un estilo de vida perfecto con tan poco pero mucho, pero parece que no nos interese la historia completa. ¿Por qué es menos, más?

Alivio emocional

Si educas a tus hijos en que menos es más y que la vida puede ser mucho más simple de lo que parece (y menos estresante) y no por ello ser menos exitosa, estarás trabajando un alivio emocional. Las personas que están menos apegadas emocionalmente a las cosas también sentirán el alivio de no sentirse tan molestas cuando no las tengan.

Estas personas se han endurecido para poder recuperarse rápidamente de rupturas o problemas financieros, al tiempo que pueden mantener un aire de felicidad y gratitud. Menos es más para ellos porque pueden vivir la vida sin sentirse atrapados por las emociones del pasado. ¿No sería maravilloso aprender a vivir de esta manera y enseñárselo también a tus hijos?

No se necesita más

Enseña a tus hijos que no necesitan las últimas zapatillas de marca que tienen sus amigos para correr más rápido, lo que importa es tener calzado de calidad para que de esta manera, puedan tener un buen desarrollo del pie. Este es un ejemplo únicamente, pero la vida está llena de cosas que pueden ser mucho más simples y que sigamos siendo igual de felices.

Enseña a tus hijos a que el marketing agresivo que existe en las campañas de publicidad de empresas que solo buscan enriquecerse no es real. Enséñales que esos asunciones solo están pensando para que las personas gasten su dinero en cosas que realmente no necesitan. Es importante que los niños aprendan a diferenciar qué es lo que realmente es necesario en su vida y qué es secundario o totalmente prescindible.

Ser agradecido

También es importante, que seas un buen ejemplo de ser agradecido con lo que se tiene. No significa vivir en la comodidad de no avanzar en la vida, ni mucho menos. Si no de ser agradecido con lo que se tiene y con lo que se va consiguiendo. Disfrutar de cada momento, de las personas, de las cosas que se tienen ahora en este momento. Tener algo y pensar en lo que se quiere algo mejor impide que se disfrute del momento presente.

Luchar por mejorar y conseguir una vida de mayor calidad, está bien, siempre y cuando se sepa disfrutar del momento presente y de lo que se tiene en este instante.

Tus palabras y acciones también cuentan

Cómo les hablas a tus hijos, cómo vives la vida y tus acciones acordes a tus palabras, tienen mucho que ver en cuanto al estilo de vida que hayas escogido vivir con tu familia. Quizá hables demasiado, tengas verborrea o divagues…¿Alguna vez has perdido el hilo de tus propios pensamientos? En la relación de las personas, menos es más también y cuando no se tiene nada mejor que decir, es mejor callar.

Tus hijos necesitan ver en ti un buen ejemplo a seguir, necesitan ver ese minimalismo en tu vida, en tus acciones y en tus palabras. Las acciones y las palabras, siempre que vayan en paralelo con sentido, tendrán mucha más fuerza y los niños entenderán que actúas acorde a tus principios. Vivir con menos es posible y esto no significa que se sea menos feliz, ni mucho menos. Lo que importa es ser feliz con lo que se tiene, sin tener que estar pensando constantemente en lo que se tiene o lo que se desea que tienen otros. Disfrutad del presente y de vuestra vida para ser felices.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.