Por qué es importante que celebres el Día del Padre

Padre e hijo compartiendo tiempo al aire libre.

Ser padre no es fácil. Hay días en los que te puede el agotamiento, en los que crees que no puedes seguir adelante. Momentos en los que te puede la desesperación.  La paternidad es un trabajo a jornada completa.

Aún así, ser padre es el trabajo más gratificante. Todo el esfuerzo y toda la dedicación que conlleva criar a un hijo, aporta la mayor satisfacción para un padre. Ver feliz a un hijo lo merece todo.

Desde el momento en que nos convertimos en padres, nuestras prioridades se transforman. Los padres somos capaces de cualquier cosa para satisfacer las necesidades de nuestros pequeños. Y cuando todo se hace cuesta abajo, nuestra motivación y nuestra ilusión son nuestros hijos.

¿Por qué es importante celebrar el Día del Padre?

Celebrar el Día del Padre supone una excusa perfecta para hacer cosas especiales en familia. Es un día marcado en el calendario, en el que el homenajeado recibe una ración de atención que él nunca demanda. Y es con estos pequeños detalles donde un padre puede encontrar la motivación y la ilusión para seguir adelante.

Los momentos en familia son importantes, independientemente de que lo señale un día en el calendario. Pero si además aprovechamos las fechas marcadas, tendremos una oportunidad de oro para crear recuerdos únicos que se mantendrán en el tiempo. Más importante aún cuando la rutina diaria no permite hacer eso.

Por otra parte, podrás aprovechar la ocasión para organizar una tarde de manualidades con tus hijos, donde prepararéis los regalos que recibirá papá. Y así pasarás una tarde divertida con ellos. Y a veces necesitamos dejarlo todo a un lado y pasar unas horas de juegos infantiles para recordarnos por qué merece la pena tanto esfuerzo.

Como madre tienes la capacidad de influir en tus hijos de forma positiva. Una celebración es una oportunidad para pasar momentos en familia, para fortalecer los lazos entre padres e hijos.

No dejes pasar la ocasión para reforzar la unión con tu padre, con tu abuelo, o con quien consideres tu figura paterna. Las responsabilidades del día a día hacen que no tengamos tan presentes a personas tan importantes en nuestra vida.

Aprovecha para decir un te quiero, es normal dar por hecho que lo saben, pero nunca está demás decirlo en voz alta. Da a los demás lo que quieres para ti. Enseña a tus hijos a valorar el trabajo de sus padres y estarás aportándoles una gran lección de vida.

¡Feliz Día del Padre!


Categorías

Familia

Toñy Torres

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *