Por qué es importante que tus hijos aprendan a jugar solos

El juego es una parte fundamental en la vida de los niños, forma parte de su aprendizaje y de su desarrollo. A través del juego, los pequeños aprenden a reconocer los objetos que forman parte de su vida cotidiana, además desarrollan su imaginación y su creatividad.

Los padres y las madres tienen que dedicar un tiempo al juego diario con los niños, para ayudarles a comprender el funcionamiento de los distintos objetos y juguetes. También es importante que los niños aprendan en que consiste en juego en grupo, aunque realmente todo tiene una etapa. Pero una parte importante del juego, debe ser el juego en solitario.

A través del juego en solitario, se trabaja el desarrollo cognitivo además de trabajar en las habilidades motrices de los niños. Esta parte del juego es fundamental para fomentar la autonomía de los niños, aprenden a ser independientes y a desarrollar su imaginación.

Beneficios del juego en solitario

Como en todos los aspectos de la vida, es importante encontrar el equilibrio. De la misma forma que aprender a jugar solos es importante y tiene numerosos beneficios, tampoco es bueno que siempre sea así, ya que esto podría interferir en las relaciones sociales del niño.

Por lo tanto, es bueno que cada día el niño juegue un rato a solas, pero en pequeñas dosis y por supuesto, siempre con una persona responsable cerca. Entre los beneficios del juego en solitario están:

  • Se trabaja la autonomía de los niños, aprenden a manejar pequeñas situaciones y a buscar la solución a pequeños inconvenientes que puedan encontrar en su camino. Aprender a jugar ellos solos, es un gran paso para trabajar su independencia.
  • Aprenden a tomar decisiones, a la hora de elegir si prefieren jugar con una cosa u otra, cuando las piezas no encajan y tienen que buscar la forma de que lo hagan etc, los niños trabajan sus habilidades intelectuales. Resolver pequeños contratiempos los ayudará a tener confianza en sí mismos y a crecer con mayor seguridad.
  • Desarrollan su creatividad, cuando los niños crean sus propias historias, dibujan sus fantasías, construyen elementos que solo están en su imaginación, están explotando toda su creatividad, algo muy importante para su desarrollo.

Cómo enseñar a un niño a jugar solo

Muchos niños se sienten incómodos cuando tienen que realizar cualquier actividad estando solos, incluso el juego individual les crea inseguridad. Especialmente en estos casos, es importante que poco a poco introduzcas el juego en solitario en la rutina del niño. Pero también es necesario hacerlo de forma paulatina, para que el niño coja la costumbre sin tener que sufrir momentos de ansiedad.

Puedes aprovechar cuando tengas que realizar tareas en casa, si vas a hacer la colada o si vas a ocuparte de cualquier otra actividad que te lleve unos minutos. Antes de marcharte es fundamental que te sientes con tu hijo y le introduzcas en un juego, ya sean bloques de construcción, un puzzle o pintar, juegos que puedan realizarse individualmente.

Cuando el niño esté inmerso en el juego, pasados unos minutos, explícale que vas a hacer una tarea y que ahora vuelves. Procura no darle demasiada importancia, ni te despidas del niño como si te fueses a marchar. Incluso si puede ser en una zona donde el te vea, mucho mejor. De esta forma el niño aprenderá a jugar solo, sabiendo que está acompañado por si necesita ayuda.

Fomentar la independencia es fundamental para el desarrollo personal

Cada niño tiene una personalidad distinta y cada uno necesita un tiempo para procesar cada cambio y cada aprendizaje. Es importante no hacer comparaciones, porque nunca encontrarás una comparación que te sea beneficiosa, siempre habrá algo que otro niño aprenderá o desarrollará antes que tu hijo.

Debes trabajar con tu hijo adaptándote a su personalidad, con paciencia y poco a poco. De forma que el niño adquiera el aprendizaje o la habilidad que estás buscando, de forma tranquila y sin que le cree un estrés. Enseñar a tu hijo a jugar solo, te ayudará en el camino de la independencia y la autonomía, dos características fundamentales para el desarrollo y el crecimiento de los niños.


Categorías

Aprendizaje

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.