¿Por qué es la mujer la que suele renunciar a su puesto de trabajo por el hijo?

Madre al cuidado de sus hijos

Hasta hace algunos años, tradicionalmente era el hombre el que salía cada día a trabajar y la mujer se quedaba en casa al cuidado de los niños y las tareas domésticas. Sin embargo, hoy en día (afortunadamente) las mujeres cada vez tienen más ambición laboral y preocupación por labrarse una carrera de éxito. Pero, ¿qué ocurre cuando llegan los hijos y hay que decidir quién se hace cargo de ellos?

Pues la realidad es que, en la mayoría de los casos, es la mujer quién renuncia temporalmente o definitivamente a su puesto de trabajo. Son muchas las razones por las cuales las mujeres deciden quedarse al cuidado de los hijos, el sentimiento de la maternidad, la diferencia salarial entre hombres y mujeres o simplemente, porque así se ha hecho de siempre tradicionalmente.

Cuestiones económicas

Una de las razones más importantes para decidir quién se queda en casa, se fundamenta en la base de la economía doméstica. Si ambos padres tienen un trabajo fuera de casa, hay que valorar quién de los dos es el que tiene el sueldo más importante. Ya que por desgracia, la mujer tiene un sueldo muy inferior al de los hombres, aún desempeñando el mismo puesto de trabajo, el sentido común dice que sea el hombre quién continúe trabajando.

Aunque sea algo incomprensible en el siglo en que vivimos, lo cierto es que es una realidad por la que muchas personas luchan diariamente por cambiar. Mientras tanto, millones de mujeres en todo el mundo aparcan su trabajo para cuidar del hijo por motivos económicos.

El instinto maternal

Madre toma la temperatura a su hija

Otra cuestión importante es el instinto maternal, quizá no lo tuvieras antes de ser madre, pero una vez que llega el primer hijo, tus sentimientos cambian de una forma irremediable. Por mucho que tu pareja se involucre en el cuidado del hijo, por muy bien que lo haga, tu propio instinto te lleva a pensar que tú como madre eres la que mejor puede cuidar de vuestro hijo. Al menos mientras que el hijo sea un bebé o un niño pequeño, las madres protegen y cuidan de sus crías de la misma forma que los mamíferos.

Esto no significa que un padre no pueda cuidar bien de los hijos, ni mucho menos. Es una simple cuestión hormonal, que quizá para los hombres sea poco comprensible, pero es una realidad. Si eres padre, no te sientas ofendido ni menospreciado, es una sencilla cuestión de instinto maternal.

Por tradición

En muchas familias también ni siquiera existe la conversación, ni la toma de decisión conjunta. Es decir, tradicionalmente las mujeres eran las que se quedaban en casa al cuidado de los hijos. Hoy en día, todavía existen familias que mantienen ese pensamiento tradicional y así lo hacen cuando llegan los hijos. Está bien si así lo quieres tú como madre, si es por tu instinto maternal o por decisión propia, perfecto.

Opciones para madres trabajadoras

Ser madre y trabajar desde casa

Cada vez más son las mujeres, que retoman su carrera profesional pasada la baja por maternidad. Esto es algo completamente normal e incluso beneficioso para tu propio hijo. Es decir, quedarte en casa renunciando a todo aquello por lo que te has preparado durante años, puede afectarte emocionalmente muy negativamente. Por el contrario, retomar tu trabajo y sentirte valorada, motivada y eficiente, puede ayudarte a asumir la maternidad desde un punto de vista muy satisfactorio. Ya que aunque ahora seas madre, no dejas de ser una mujer valiosa con tus propias necesidades.

Si no cuentas con la ayuda de familiares o personas de confianza para que cuiden de tu hijo, mientras estás realizando tu trabajo, no dudes en recurrir a los centros de educación infantil. Muchas personas son reticentes a llevar a los hijos a la guardería cuando son muy pequeños. Sin embargo, es una experiencia muy gratificante para los niños. Acudir a un centro de educación infantil, puede ayudarles a desarrollarse más rápido, adquirir autonomía, aprender a relacionarse con iguales o trabajar el desapego emocional entre otros.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.