Por qué las normas de convivencia benefician a toda la familia

Las normas de convivencia son fundamentales en la familia, ayudan a regular el comportamiento de los niños con respecto a los valores familiares. De esta forma, los niños aprenden a comportarse de acuerdo a unas normas establecidas, y siempre que, estas sean coherentes, les aportan seguridad y confianza.

Pero es necesario que las normas de convivencia tengan un sentido y una coherencia, que los niños sean capaces de comprender. De esta forma, los pequeños aprenderán a convivir en la sociedad de una forma correcta y en base a los valores aprendidos en el hogar. Incluso, este tipo de normas ayudan a establecer relaciones familiares sólidas y basadas en el respeto mutuo.

Las normas y rutinas aportan seguridad

Los niños necesitan tener unas normas establecidas que marquen su camino, ya que aún no conocen cuáles son las reglas fundamentales de convivencia. Tener unas normas claras, adaptadas a su comprensión y a su propia madurez, les ayudará a manejar su comportamiento. Saber lo que pueden hacer y lo que no, les aporta tranquilidad y seguridad.

Aunque en muchas ocasiones los niños pueden saltarse esas normas, es fundamental que existan. De lo contrario, no son conscientes de que cada acto tiene una consecuencia, por lo que será mucho más difícil que entiendan lo que no han hecho bien.

Facilitan la adaptación al entorno

Las relaciones sociales son complicadas para todos, especialmente para los niños que están aprendiendo a relacionarse con el mundo. Tener unas normas establecidas en casa y aprender a cumplirlas, les ayuda en su adaptación a la rutina de fuera de su hogar. Tanto en las relaciones con los iguales o con otras personas, como en su educación académica, necesitan cumplir una serie de normas.

Aprenderlas en casa, les ayudará a comprender mejor la rutina en cualquier otro ambiente. Por lo que los niños estarán más preparados de cara a su futuro.

Fomentan los hábitos de gratitud

A través de las normas de convivencia, los niños aprenden una serie de lecciones básicas para su desarrollo, como la empatía o los hábitos de gratitud. Aprenden a colaborar en casa, a desempeñar ciertas funciones que van ampliando según su madurez y valorar las cosas que se obtienen con esfuerzo. Y todas esas lecciones que aprenden a través de las normas en la familia, las aplican después a su vida fuera de casa.

Otras de las ventajas de establecer normas de convivencia son:

  • Ayudan a establecer los límites entre los miembros de la familia
  • Ayudan a repartir las tareas del hogar y las responsabilidades de cada uno
  • Proporcionan un entorno estable

Las normas de convivencia imprescindibles en la familia

Como ves, las normas de convivencia son fundamentales para mejorar las relaciones familiares. Pero también, para ayudar a los pequeños en su adaptación en la sociedad. Las reglas de convivencia deben establecerse en función de las necesidades de cada familia, de vuestros valores y vuestra forma de convivir. Pero estas son las normas fundamentales que debes enseñarle a tus hijos:

  • Pedir las cosas por favor y siempre dar las gracias
  • Saludar y despedirse siempre
  • No gritar para hacerse notar por encima de los demás
  • Hablar de forma respetuosa y respetar el turno de los demás
  • No hacer daño a los demás, ni con palabras ni con gestos agresivos
  • Pedir perdón cuando se hace algo mal o se hace daño a alguien, aún cuando se hace sin querer
  • Se debe escuchar a los demás cuando están hablando, aunque no te interese lo que dicen
  • Hay que respetar a los mayores
  • Cuando están a cargo de otras personas, tienen que obedecer a esas personas, aunque no sean sus padres

En definitiva, establecer normas en casa ayudará a mejorar la relación entre los diferentes miembros. Pero para que sean efectivas, deben cumplirse en ambos sentidos. Los niños no comprenderán el sentido de las normas de convivencia si los mayores no las respetan y las cumplen. Por lo que sería importante que a la hora de establecer esas normas, los niños estén implicados y puedan dar su opinión.

Así también se sentirán respetados como miembros fundamentales de la familia.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.