¿Por qué los hijos deben cometer errores?

por qué los hijos deben cometer errores

A veces lidiar con las berrincheras de los hijos es complicado. Y es que nadie nos dice cómo educar a los hijos, lo hacemos lo mejor que podemos. Pero en muchas ocasiones no sabemos que hacer en una situación y cómo afrontar un conflicto con nuestros hijos. Vamos a partir de lo más fácil, que errores básicos no debemos cometer.

Desde nuestra perspectiva de madres, queremos proteger a nuestros hijos. Y muchas veces pensamos que una forma de protegerlos es avisarles de que van a cometer un error y querer evitarlo. En Madres Hoy te explicamos porqué los hijos deben de comer errores.

Por qué los hijos deben cometer errores

Como madres queremos todo lo mejor para nuestros hijos. En las últimas décadas el modelo familiar ha cambiado, a pesar de la crisis invertimos más dinero en la educación de nuestros hijos que antes. La gran mayoría de mamas y papas piensan que cuanto más rango de estudios tengan sus hijos mayor será el estatus social de estos.

Y es que jugamos un rol importante en las aptitudes, valores y competencias que tengan nuestros hijos, por eso nos preocupamos tanto y nos genera tantas inseguridades y angustias. Pero, ¿no crees que deberían aprender por sí mismos a equivocarse y rectificar?

El lado positivo de que los hijos cometan errores

Por qué los hijos deben cometer errores

Los especialistas en psicología y pedagogía explican que si las mamas y los papas modificamos las expectativas que tenemos de nuestros hijos esto nos ayudará a evitar circunstancias de presión y angustia, tanto para los progenitores como para los hijos. Me explico, si en lugar de plantearnos hacerlo todo bien, podemos plantearnos no hacerlo mal, y evitar aquellos errores que puedan ser más destructivos y dañinos para educar a nuestros hijos. Es bueno que cometan errores porque:

  • Tienen que aprender a reconocer sus errores. Porque tú le puedes avisar pero no hay como la experiencia propia para saber identificar cuándo has cometido un error.
  • Conocerán la frustación. Puedes pensar que es una locura, pero a través de la frustación es como aprendemos a gestionar nuestras emociones.
  • Aprenderán a buscar soluciones. El hecho de ver que tal cómo la han hecho no ha funcionado les motivará a buscar otras alternativas. Serán personas más resolutivas. Mientras que si tú le «salvas» de cometer los errores, se acomodarán a que alguien siempre vendrá a resolverle los problemas. Ahora mismo son pequeños y puede parecerte apropiado, el problema es que tus peques algún día serán adultos y tendrán que buscar sus propias soluciones y no sabrán cómo hacerlo porque nunca se han visto en la necesidad de hacerlo.
  • Se sentirán más queridos. Sí, por raro que te parezca el hecho de dejarlos que busquen su propio camino y no seas tú quien continuamente se lo marques hará que te vean como un apoyo y se sentirán más queridos.

Este último punto es importante. Tú tienes que ser su guía, su apoyo, no quien tome las decisiones por ellos. Y aunque veas o pienses que van a cometer el error no se lo reproches, simplemente mantente dándole apoyo, gánate su confianza… Porque el día que realmente les pase algo malo confiarán plenamente en ti. Espero que te haya gustado este post.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.