Por qué los niños aprenden jugando

Los niños aprenden jugando

El juego es la actividad más importante en la vida de un niño porque le permite desarrollar todas sus aptitudes. Esto es debido a que con los juegos los niños aprenden jugando a pensar de manera creativa y a interactuar con otros niños.

Por eso, te vamos a dar algunos datos interesantes sobre el juego y también por qué los niños aprenden jugando. Con estas actividades lúdicas interiorizan conceptos casi sin darse cuenta. ¡Y es que aprender es un juego!

Características del juego en los niños

Los niños aprenden jugando y por eso es necesario que los padres entiendan cuáles son las características principales del juego. Jugar tiene una serie de características fundamentales para los niños:

  • El niño tiene la posibilidad de elegir lo que quiere hacer
  • Pensar en jugar le proporciona al niño sentimientos positivos porque sabe que se va a divertir
  • Actúa de forma espontánea, por lo que sus actuaciones pueden salir bien o no tan bien
  • Como el niño hace lo que quiere, su motivación es muy alta
  • Los niños pueden experimentar ideas nuevas y llevarlas a cabo

A través del juego, se desarrollan físicamente y descubren un gran abanico de habilidades emocionales que les ayudan a procesar el mundo en el que viven, tanto los aspectos positivos como los negativos. En resumidas cuentas, jugar es fundamental para el desarrollo de los pequeños desde el momento en que llegan a este mundo.

Los juegos están asociados con respuestas que facilitan el aprendizaje, especialmente porque con los juegos y con los conflictos que puedan surgir con otros niños durante la actividad, estos les ayudan a enfrentarse y a manejar el estrés. Veamos entonces los beneficios que aporta el juego al aprendizaje en los niños.

Cuando los niños aprenden jugando: beneficios

Además de la evidente intervención de la diversión en los juegos, el resto de beneficios que ofrece jugar son innumerables. Para empezar, ayuda a los pequeños a desarrollarse cognitivamente, físicamente, socialmente y emocionalmente.

Se trata del primer contacto de los niños con el aprendizaje, porque con los juegos exploran, se enfrentan a problemas y los solucionan, y comienzan a comprender el mundo y su sitio en él. Con los juegos tus hijos tienen la oportunidad de emular el mundo que ven y practican sus habilidades. Su bagaje de creatividad y experimentación crece, y esto les ayuda a aprender cómo interactuar y cómo comunicarse con otros.

Niños jugando en la playa

Beneficios cognitivos

El juego promueve un desarrollo saludable de los niños y de sus habilidades de pensamiento crítico, lo que refuerza la memoria y les ayuda a entender la relación entre “causa y efecto”. Tener la oportunidad de jugar anima a los pequeños a explorar las diferentes posibilidades que ofrece el juego, a elegir entre ellas, y a incentivar la curiosidad de probar otras opciones si la primera no sale como esperaban.

Estas habilidades son la base del desarrollo intelectual y del proceso cognitivo. Los niños también se inspiran mediante el juego para actuar, crear e imaginar. Aprenden a conceptualizar y a intercambiar ideas.

Beneficios físicos cuando aprenden jugando

Los juegos de los niños suelen implicar mucho movimiento, como por ejemplo correr, saltar, construir castillos en la arena, trepar árboles, nadar en una piscina, etc. Por todo esto, resulta evidente que el desarrollo de las habilidades motoras es importante, y esto es de gran importancia también para el aprendizaje intelectual.

La actividad física de los juegos incrementa la resistencia de los niños, su flexibilidad y la conciencia de su propio cuerpo, además del equilibrio y de aprender las relaciones espaciales del mundo.

Todos estos beneficios ayudan al desarrollo de la concentración y a la memoria. Otro de los grandes beneficios es que la actividad física ayuda a canalizar de manera positiva el estrés y el sentimiento de frustración.

Los niños juegan y aprenden

Beneficios sociales

El desarrollo social es importante para el aprendizaje porque ayuda a los niños a aprender a interactuar con otros niños y personas. Mediante los juegos con otros niños, tus hijos desarrollan la comprensión de las expectaciones sociales y las normas en el ámbito social.

El juego también proporciona oportunidades para compartir pensamientos e ideas por lo que mejora la capacidad de expresión oral, aprenden a escuchar a los demás y mejora su comprensión y el significado de comprometerse con otras personas como prometer algo y cumplirlo o no.

Beneficios emocionales

Los niños procesan sus sentimientos y los nuevos conceptos a través del juego. Cuando los niños juegan, muchas veces pierden por diferentes motivos, y esto les provoca sentimientos de tristeza, rabia, decepción, etc.

Estos sentimientos negativos les ayudan a construir su confianza y les anima a desarrollar su identidad y autoestima. Por todo esto, se le debería la importancia que se merece a las actividades lúdicas de nuestros niños. Los juegos con otros niños que incluyan actividad física ayudarán a nuestros hijos a mejorar su rendimiento tanto personal como académico.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.