Por qué los niños de repente rechazan a los abuelos

abuelos

Los vínculos afectivos siempre tienen sus vericuetos, no importa de qué relación estemos hablando. Durante la infancia y la adolescencia, la presencia de los abuelos es que vital importancia. Uno de los vínculos más importantes y determinantes en la vida de un niño, luego de los padres. Los abuelos comparten sangre y, en muchas ocasiones, son grandes aliados de los nietos. Pero, al igual que el resto de los vínculos, es una relación móvil que se modifica con el tiempo. ¿Por qué los niños de repente rechazan a los abuelos?

No sucede en todos los casos pero sí hay muchas historias de abuelos y nietos que se llevaban a las mil maravillas. Hasta que algo ocurre y el vínculo cambia. ¿Es algo malo? ¿Hay que preocuparse?

Niños y abuelos, una relación en el tiempo

Uno de los aspectos clave al momento de comprender por qué los niños de repente rechazan a los abuelos se vincula con la edad. No es lo mismo un niño en su primera infancia que uno de mayor edad. En el caso de los niños mayores, es muy probable que ya tengan un vínculo establecido de mayor o menor cercanía. Si de repente ese vínculo cambia quizás haya ocurrido algo en esa relación, algo particular.

abuelos

Puede ser un problema entre ambas partes como un desacuerdo o diferencia de opinión. Si hasta ese momento el vínculo era sólido, lo mejor que puede ocurrir sea que abuelo/a y nieto/a puedan conversar acerca de las diferencias. Así podrán resolverlas y continuar el vínculo como hasta ese momento. En el caso de que las diferencias estén más relacionadas con el proceso de crecimiento del niño, quizás se trate de pensar en reacomodar la relación.

Abuelos y adolescentes

¿Qué significa esto? Tal y como sucede en cualquier vínculo, a medida que los niños crecen, la relación con los abuelos muta. Si en los primeros años los abuelos son grandes compañeros de juego, a partir de la preadolescencia la relación quizá se apoya cada vez más en la conversación y el intercambio de ideas. Aquí pueden ocurrir dos cosas: o que la relación se afiance o que, por el contrario, se acentúen las diferencias. Esto sucede cuando las visiones sobre el mundo y la vida son muy diferentes. La diferencia generacional puede llevar a ver la vida desde diferentes prismas. Muchos adolescentes se sienten incomprendidos por sus abuelos al tiempo que hay abuelos que consideran que los jóvenes nietos son rebeldes y deben regalarles lecciones de vida.

Si los niños de repente rechazan a los abuelos, quizás hay que analizar que el problema no está en la diferencia a la hora de ver y vivir la vida sino en la manera en la que se pueden compartir las ideas. Para mantener un sano vínculo entre abuelos y nietos es importante que ambas partes se sientan cómodos a la hora de contar sus opiniones, en el marco de una relación basada en la empatía y el cariño. Cuando un niño se siente juzgado tiende a establecer una distancia. Por eso es importante pensar en la forma de decir las cosas.

Niños pequeños, abuelos presentes

En otros casos, las razones por las cuales los niños de repente rechazan a los abuelos tiene más que ver con aspectos vinculados al proceso madurativo de los peques durante sus primeros años de vida. En el caso de abuelos que cuidan a los niños cuando sus padres están trabajando, los peques pueden vivir su presencia como la confimación de la ausencia de los padres. En el caso de niños hasta los dos años de edad, la presencia de los abuelos puede devenir en ansiedad de separación. Esta ansiedad puede manifestarse de diversas maneras, como gritos, rechazo y llanto.

A veces, el rechazo de los niños a los abuelos puede ser por cuestiones más superficiales vinculadas a la sensorialidad. El olor a tabaco, ciertos perfumes que usan los abuelos, tonos de voz fuerte, usar gafas o el vello facial puede provocar rechazo en los bebés. En estos casos, se recomienda iniciar un acercamiento lento y constante para que el niño se sienta en confianza.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.