Por qué los niños juegan a los novios

Niños que juegan a ser novios

Los niños imitan las actitudes de los mayores, esa es su forma de aprender y de entender cómo funciona el mundo que les rodea. Cuando los niños juegan a ser novios no están más que imitando el comportamiento adulto, ellos ven que los novios se dan la mano, se prestan mucha atención, se cuidan y se dan besos. Eso es lo que los niños entienden por ser novios, quererse y cuidarse sin ninguna otra intención.

En el juego, los niños imitan roles de pareja de la forma más básica, sin que por ello exista relación afectiva tal y como ocurre en una relación adulta. Por ello, cuando se trata de niños pequeños no hay que darle demasiada importancia. Algo diferente puede ocurrir en niños de más edad, porque pueden estar mostrando sentimientos relacionados con la pubertad.

Esta es la primera fase de la adolescencia y coincide con la madurez sexual de los niños. Por lo que, los niños que juegan a ser novios con edades comprendidas entre los 7 y los 11 años, pueden estar mostrando sentimientos afectivos reales. Por lo que es importante prestar atención, porque en esos juegos pueden aparecer comportamientos y situaciones poco apropiadas para la edad.

Niños que juegan a los novios

Jugar a ser novios

Para encontrar una razón de que los niños jueguen a ser novios, quizá habría que pensar en el comportamiento de los adultos frente a este tema. Cuando los niños tienen cierta edad, es muy común que adultos pregunten si ya tienen novio o novia, o que al hablar de cualquier amigo intenten averiguar si se trata de algo más. Algo que es totalmente erróneo y que se debe controlar.

¿La razón? Los niños malinterpretan esas preguntas fácilmente y si los mayores les preguntan si ya tienen novio o novia, piensan que es lo normal, lo que se espera de ellos. En su forma de contentar a los adultos que les rodean, normalizan situaciones que para ellos son totalmente ajenas. De esta forma, comienzan a ver a sus amigos de otra manera, aunque sin saber muy bien el por qué.

Si le preguntas a tu hijo de 5 o 6 años qué significa para él tener novia, o novio, lo más probable es que no sepa darte una respuesta. Incluso, que entienda que ser novios es ser mejores amigos. Y es ahí cuando debes mantener esa inocencia, porque no está bien que los niños tan pequeños crean que son novios. Aunque es algo que se ha normalizado, no es más que una forma de marcar los roles de los niños y crear diferencias entre ellos.

¿Qué hago si mi hijo pequeño juega a los novios?

Niños pequeños jugando a ser novios

Si te preocupa que los niños jueguen a ser novios, debes primero asimilar ciertas preguntas para encontrar la forma de actuar. ¿Son menores de 8 años? ¿Están acostumbrados a ver parejas en casa, como sus hermanos mayores y otros familiares? ¿Son preadolescentes? Estas cuestiones te darán las claves para actuar. En el caso de los preadolescentes, niños de 10 o 12 años, te están reclamando una importante conversación sobre relaciones afectivas, sobre el amor y la educación sexual.

En el caso de los niños más pequeños, lo más fácil y apropiado es quitarle importancia. Pregúntales si van al cine juntos, si pueden ir a cenar ellos solos sin que vayan los papás, lo normal es que te digan que van de la mano en el recreo. Explícales que en ese caso, son muy buenos amigos y los amigos también se quieren, se cuidan y se protegen, aunque no hace falta ser novios para eso.

Es muy importante hacerles entender a los niños que la amistad es el primer paso para una relación. No solo eso, para ellos es mucho mejor, porque pueden tener muchos amigos, quererlos a todos sin preocuparse de que otros niños se puedan sentir heridos. Aunque tampoco debes darle demasiada importancia si quieren jugar a ser novios, recuerda que no es más que imitar el comportamiento adulto. Y quizá, tu hijo ve amor en casa y quiere imitarlo, una buena forma de conocer las relaciones afectivas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.