Por qué los niños pequeños sienten aversión hacia el sexo opuesto…

Por qué los niños pequeños sienten aversión hacia el sexo opuesto...

… y por qué eso cambia cuando se hacen mayores, de esto trata un estudio reciente publicado en el  Journal of Cognitive Neuroscience. Esta curiosa y reveladora investigación explicar por los niños pequeños “huyen” del género opuesto y por qué, cuando llega la pubertad, se sienten atraídos hacia aquellos/as que rechazaban en su niñez.

Es bastante normal que los niños no quieran estar con niñas y viceversa cuando son pequeños, así como que sus reacciones sean exageradas, como si les fueran a pegar algo contagioso. Pero esto tiene una explicación científica.

Los científicos han encontrado una señal en el cerebro que refleja la aversión de los niños pequeños a los miembros del sexo opuesto y también su creciente interés en los compañeros del sexo opuesto al entrar en la pubertad. Estas dos respuestas a los miembros del sexo opuesto están codificadas en la amígdala, informaron los investigadores.

El estudio cuestiona las creencias anteriores sobre el papel de la amígdala del cerebro, según los investigadores. La investigardora principal, Eva Telzer, de la Universidad de Illinois, dice la amígdala, se cree que es un detector de amenaza “que se activa cada vez que alguien detecta algo significativo en el medio ambiente”, señala. “Se trata de un detector de significado.”

Para llegar a sus conclusiones, Telzer y su equipo reclutaron 93 jóvenes de entre 7 a 17 años para el estudio y evaluaron sus actitudes hacia los niños del mismo sexo y del sexo opuesto.

Además, los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional para evaluar la actividad cerebral de 52 jóvenes de edades 4-18 años mientras veían caras el mismo sexo y del otro.

El equipo encontró que los niños de 4-7 años tenían actitudes más negativas hacia el sexo opuesto. En esta edad, los niños pequeños tienden a alejarse del sexo opuesto con la creencia de que se pueden “contaminar” si se acercan demasiado.Curiosamente, los niños de esta edad mostraron una mayor actividad cerebral en la región de la amígdala del cerebro mientras veían caras del sexo opuesto.

Los investigadores encontraron que entre los niños entre las edades de 10 y 12, no hubo diferencias en la respuesta de la amígdala a los rostros de mismo sexo y del otro. Sin embargo, vieron un aumento significativo en la respuesta de la amígdala con el sexo opuesto desde los 12 años en adelante, cuando comienzan a entrar en la pubertad.

Cuando llega la pubertad, el sexo se vuelve más significativa de nuevo, ya sea porque su cuerpo está cambiando, o debido a la atracción sexual, o que están tomando conciencia de los límites sexuales más rígidos a medida que se vuelven más maduros sexualmente”, dice Telzer. “El cerebro está respondiendo muy adecuadamente, en términos de lo que está cambiando su desarrollo.”

Estos hallazgos ayudan a entender el desarrollo neurológico normal y podría ser un paso hacia la creación de tablas de crecimiento normales para el desarrollo del cerebro en los niños.


Categorías

Varios

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *