Por qué me siento mala madre

Mala madre

La maternidad está tan idealizada que cuando nos llega el momento de ejercer ese papel tan importante en la vida, podemos llegar a sentir que no eres todo lo que imaginabas como madre. De hecho, a menudo mujeres se preguntan por qué me siento mala madre si hago todo por mis hijos, los alimento, les cuido y les doy todo mi amor. Me esfuerzo porque sean felices, pero aún así, siento que no es suficiente.

Ese sentimiento está cargado de autoexigencia, expectativas y ganas de cumplir con el deseo de ser la mejor madre del mundo. Sin embargo, ese mismo sentimiento es el que no te deja ver que tus hijos no necesitan que seas una super madre, tan solo necesitas que seas tú porque para ellos eres la mejor madre. ¿La culpa de que te sientas mala madre es de la sociedad? Es posible, pero también puede ser por las siguientes razones.

Me siento mala madre ¿lo soy?

Son muchas las circunstancias que pueden llevar a una mujer a sentirse mala madre en distintos momentos de la vida, incluso en un mismo día. Cada noche te acuestas pensando que al día siguiente lo harás mejor, que dedicarás más tiempo a jugar con tus hijos, trabajarás por enfadarte menos y por tener más momentos de calidad en familia. Pero llega el día siguiente y el trabajo, los problemas, la falta de tiempo, las obligaciones, la ausencia de tiempo individual y un sinfín de razones más, hacen que todos esos deseos nocturnos se vayan al traste.

¿Te convierte eso en una mala madre? En absoluto, lo que te convierten todas tus obligaciones es en una persona normal, de carne y hueso, con sentimientos, deseos y necesidades sin cubrir. Eso no significa que no debas hacer nada para mejorar ese sentimiento, porque en vez de mejorar puede empeorar y convertir tu relación con tus hijos en algo muy complicado.

Busca tiempo para ti misma

Es imposible poder cuidar correctamente de los hijos si no tenemos en cuenta el autocuidado. Las madres también tienen necesidades, salir a pasear a solas, hacer la compra sin los niños alrededor, tomar una ducha con tranquilidad o salir a tomar café con las amigas. Cada una tiene unos gustos y una forma de sentirse mejor y buscar la manera de satisfacer esa necesidad será un primer paso muy importante para dejar de sentirse mala madre.

Para otras mujeres ese mismo sentimiento puede ser una de las razones por las que sentir que no se es la mejor madre del mundo. Porque la sociedad nos enseña que una madre debe ser abnegada, dedicada al amor y los cuidados de los hijos y procurando su felicidad por encima de cualquier otra cosa. Cuando una no siente eso, cuando sabes que necesitas algo más para ti misma, puedes llegar a sentir que eres mala madre.

Afortunadamente hoy en día ese pensamiento está cada vez más anticuado y las mujeres que son madres ahora saben la maternidad no es sinónimo de pérdida de la propia individualidad. Aunque siempre habrá personas con mentalidad más anticuada que pueda hacerte sentir mal, tú misma debes saber que la vida ha cambiado, que los niños también necesitan espacio para crecer y que cuidar de ti misma no te hace peor madre.

Cómo saber si soy buena madre

Estar ahí para tus hijos, cuidarlos y enseñarles a ser buenas personas, educarlos en valores como la empatía, la solidaridad, el trabajo o el esfuerzo, son las cuestiones que hacen de una mujer una buena madre. Ríe con tus hijos, juega con ellos tal y como ellos quieran, deja que a veces pongan las reglas para que sientan que son importantes. Escucha lo que tengan que decir, porque así se puede aprender mucho de los niños.

Esa es la clave para ser una buena madre, estar presente, ser consciente y saber que los hijos son seres individuales con su propia identidad. Pero sin dejar de valorarte a ti misma como una persona, porque al ser madre no dejas de ser mujer, pareja, hija o amiga. Tu papel principal será el de ser madre, pero todos los demás son los que conforman tu propia personalidad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.