Por qué mi bebe gruñe mucho

Mi bebe gruñe mucho

Los bebés expresan sus emociones a través del llanto y otra emisión de sonidos, en la mayoría de los casos para pedir o reclamar sus necesidades. Si tu bebé gruñe mucho hay que pensar que es su forma de revelar su lenguaje propio y puede significar algo.

Los niños y las niñas tienen que suplir infinidad de emociones y recibir muchos estímulos. Desde los 0 a los 3 meses sienten infinidad de sensaciones y deben de expresarlas a través de los sonidos u otro tipo de exhibición. A medida que crece los gruñidos pueden expresar algún tipo de imposición porque necesite en este momento algo, aunque hay que saber reconocer de qué se trata.

¿Qué significa cuando un bebé gruñe?.

El gruñido es el ruido gutural corto. Si es emitido por el bebé será para crear algún tipo de comunicación o para indicar algún tipo de esfuerzo. Generalmente suelen realizarlos para aliviar tensión, o cuando están frustrados y necesiten exteriorizarlo o simplemente porque estén aburridos.

Cuando el bebé tiene que indicar el gesto del esfuerzo, fruncen el ceño y gruñen, es cuando indican que van a defecar debido a sus movimientos intestinales. Según vaya creciendo puede aparecer la contrapartida respecto a los gruñidos, ya que el bebé puede que lo adapte para convertirlo en más exigencias.

El niño hacia el final del año puede que todavía lo use como medio de comunicación y muy habitualmente, en este caso no hay que darle mucha importancia, pero se le asocia al síndrome del bebé gruñido (SGB). Si observas que este sonido es emitido con más síntomas poco relevantes como enrojecimiento de la cara o falta de aliento, debes de consultar al pediatra.

Mi bebe gruñe mucho

¿Por qué mi bebe gruñe mucho?

La razón principal por la que pueden gruñir mucho es por su forma de expresión y como medio de comunicación. El bebé no sabe hablar y emite los gruñidos acompañados de pequeños chillidos y risas. Es su forma de entretenimiento y lo más probable es que quiera llamar la atención de las personas.

Los movimientos intestinales durante su evacuación es otra forma de manifestarlo mediante gruñidos. El bebé tiene los músculos subdesarrollados y al realizar el empuje de sus heces hace que lo exprese con gestos y sonidos. Cuando se crea mucha presión debido a que está estreñido, se puede observar que es cuando realiza el empuje hacia abajo del diafragma acompañado del esfuerzo por evacuar. En este momento es cuando aparece el enrojecimiento en la cara y gruñe.

Hay bebés que gruñen mucho mientras están amamantando. Puede ocurrir que esté haciendo el esfuerzo por succionar y su demanda de leche sea en exceso. En este caso los niños sienten angustia porque su sistema digestivo consume mucha leche en una sola toma y crear molestias. La rápida absorción de la leche se mezcla a la vez que inhala el aire y es cuando emiten los gruñidos.

Mi bebe gruñe mucho

Su respiración también puede provocar gruñidos. Cuando el niño está despierto puede crear un bostezo acompañado de suspiros, haciendo que los pulmones se llenen de oxígeno y acompañado de estos sonidos. Pero otros niños lo expresan cuando están dormidos.

Mientras están dormidos emiten ruidos dependiendo de la forma del paladar y su nariz. Hay bebés que son muy aprensivos a manifestar los pequeños ronquidos mientras duermen y eso se debe a que su sistema respiratorio puede provocar el gruñido. En este caso si es muy constante y muy molesto, siempre se puede acudir al pediatra para una valoración de esta situación.

Otros casos y mucho más serios pueden ocurrir porque tengan algún tipo de enfermedad asociada. En esta ocasión el gruñido está acompañado de intervalos regulares en cada respiración, acompañados de angustia y sonidos bronquiales. Puede llegar a ser una cuestión seria porque puede derivar a enfermedades específicas como problemas cardíacos, pulmonares, meningitis o sepsis.

No obstante, cada niño es un mundo diferente, hay bebés que comienzan a gruñir a las 2 o 3 semanas de vida y dejan de hacerlo a los 3 meses de edad. Habrá niños que nunca gruñan y otros que continuamente lo estén haciendo. Mientras tu hijo esté sano y duerma bien no hay que preocuparse.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.