¿Por qué mi hijo habla tanto?

¡Qué ilusión y felicidad cuando el niño dice sus primeras palabras! ¿pero qué pasa cuando un niño habla tanto más allá de la etapa propia en la que lo hacen? , pues en la mayoría de los casos agotan la paciencia de los padres. También debemos atender a los motivos por los que un niño habla “tanto”.

Debemos dejar claro que un niño o una niña nunca habla demasiado. Somos las madres las que trataremos de ser mejores oyentes. Desde la Universidad de Hamilton explican que los niños que hablan mucho establecen una mejor conexión con su cerebro, con esto desarrollan una mejor memoria y les permite ser más inteligentes en un futuro.

¿Qué significa que un niño habla demasiado?

Ser neutral en los conflictos de los hijos

En torno al año el niño ya es capaz de decir sus primeras palabras. Este desarrollo del lenguaje cada vez irá más rápido, niños y niñas son capaces de comprender más de lo que dicen. Entre los 4 y 5 años ya tienen el lenguaje dominado, y algunos son unos expertos habladores. ¿qué hacemos con un niño que habla tanto?

Hay niños quieren contar lo que viven en la escuela, sus nuevos conocimientos, y otros niños que hablan de cosas que no deben en momentos inapropiados, en ambos casos quieren comunicarse y expresar sus ideas. Esto no se debe cohibir, a los segundos les podemos reconducir, para que entiendan que hay momentos que se puede hablar de ciertas cosas y otros momentos, lo espacios, que socialmente no.

El hecho de que tu hijo hable tanto, sin parar, puede generar algunos comentarios negativos. Hay adultos que podrían pensar que son niños groseros y criticarlos. Además este comportamiento puede ser una señal de Trastorno de Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) aunque no tiene por qué serlo en todos los casos.

Consejos para madres con niños que hablan demasiado

Desayunos rápidos y nutritivos

Si ves que tu hijo habla mucho, demasiado, en momentos inapropiados debes tener algunas cosas en cuenta. Por ejemplo, en ningún caso le debes decir al niño que se calle o que es un pesado porque hablar mucho. Si haces esto estarás atacando directamente su autoestima. Esto le cohibirá para tener una buena comunicación.

No te enfades, ni le ridiculices, o le riñas, cuando te cuente algo, puede que esté muy nervioso, o tiene una idea y no quiere que se le olvide. Él no sabe si es o no un buen momento, si no lo es, dile que lo hablaréis más tarde. Luego le preguntas por lo que te quería contar y le explicas por qué antes no era oportuno para hablar del tema que quería.

Un niño que habla tanto lo hace sin parar o interrumpiendo constantemente. Es importante enseñarle autocontrol, una habilidad compleja, que permite a las personas manejar sus pensamientos, acciones y emociones de tal manera que puedan hacer las cosas. Los niños sin autocontrol que hablan tanto tienen dificultad para esperar su turno, se frustran y rinden con facilidad, y soportan las críticas con dificultad.

Mi hijo habla tanto en clase, que interrumpe constantemente

proceso aprendizaje

Si desde el centro educativo te han llamado porque tu hijo o hija habla demasiado en clase, ya no hablamos de un niño de primaria, sino que conviene abordar la situación. Los niños que hablan tanto en clase suelen tener un problema de atención, que les puede llegar a afectar negativamente en sus calificaciones escolares.

Lo más importante es encontrar la manera de motivar a tu hijo, a través de una conversación constructiva, y que entienda la importancia de atender en clase. Trata de encontrar el motivo por el que lo hace, puede haber distintos motivos:

  • Tiene la sensación que es el único modo de recibir atención.
  • Se aburre con el material, o tiene complicaciones para comprenderlo.
  • Tiene al lado a un amigo hablador.
  • Necesita descansos físicos frecuentes.
  • No tiene interés por seguir las indicaciones del profesor, o éste explica de manera inadecuada.

Para mejorar el comportamiento de tu hijo en la escuela, y que no hable tanto puedes ejercitar hábitos de turnos en casa. Así le enseñarás a esperar y escuchar, y le darás la oportunidad de controlar sus impulsos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.