Por qué mi hijo no crece

Mi hijo no crece

No hay mayor placer para un padre o una madre que el ver crecer a sus hijos fuertes y sanos. Por ello, cuando el crecimiento no es el que se espera, pueden surgir preocupaciones completamente normales. Ante todo, es esencial cumplir con todas las revisiones pediátricas para tener un control del desarrollo del pequeño. Esta es la mejor forma de saber si existe alguna razón para pensar que tu hijo no crece.

Estas revisiones deben realizarse durante toda la infancia, porque a menudo se olvida de revisar el estado de los niños cuando dejan de ser bebés. A partir de los 12 años comienza una etapa de crecimiento fundamental e importantes cambios hormonales relacionados con la maduración sexual. En cualquier etapa de la vida de un niño, puede surgir la dudad de que quizá, no crece tanto como debiera.

Mi hijo no crece, ¿hay algún problema?

Mi hijo no crece

Lo peor que puede hacer uno, es comparar a un hijo con otros niños, aunque sean hermanos. En cuestión de talla, no es raro encontrar familias con una gran diferencia de tamaños y no por ello se trata de algo anormal. Hay niños que crecen mucho y alcanzan una talla muy alta. Y hay otros que en un determinado momento sufren una ralentización en el crecimiento y terminan siendo más pequeños.

En la talla o la estatura no existe un problema en sí, a no ser que la diferencia sea extrema para los valores generales de crecimiento en niños y niñas. En cuyo caso, será el pediatra quién lo determine después de realizar las pruebas y revisiones pertinentes. Existen algunas causas médicas que producen una baja estatura, aunque es importante saber que en la mayoría de los casos se trata de una simple cuestión de genética, entre otros.

Estas son las causas más comunes por las cuales un hijo no crece al ritmo que otros niños:

  • Familiares con estatura baja: Por lo general, de padres con estatura baja nacen niños con estatura baja. Aunque existen excepciones, es algo muy normal, genético y que con seguridad se repetirá en futuras generaciones.
  • Un retraso del crecimiento en la pubertad: La pubertad es el periodo de crecimiento rápido más importante, ya que una vez que termina, ya no se crece más. Los niños que sufren un retraso natural del desarrollo en la pubertad, pueden empezar a crecer más tarde, lo que impide que pueda llegar a alcanzar una estatura elevada como otros niños que pegan un estirón muy rápido.
  • Talla baja idiopática: No se trata de una enfermedad, sino más bien de una forma de describir a las personas que tienen una talla 2 veces inferior a la estándar. Se desconocen las causas, pero no existe enfermedad ni patología más allá de una talla baja.

Cómo controlar el crecimiento de mi hijo

Hijo no crece

Las tablas de percentiles están creadas para poder controlar el crecimiento de los niños y las niñas en base a unas medidas estandarizadas. Aunque no se debe comparar a los niños, estas tablas sirven para detectar si el crecimiento es normal o si por el contrario puede haber algún retraso en diversas etapas de la infancia. Hacer uso de las tablas de percentiles es fundamental, se encarga el pediatra, aunque cualquiera puede conocerlas y usarlas de guía.

En caso de que el pediatra determine la necesidad de confirmar la sospecha de que tu hijo no crece, podrá solicitar diversas pruebas. Una de las más comunes es una radiografía de la mano, donde puede comprobar la densidad ósea. También puede solicitar otro tipo de pruebas, como análisis diversos. Aunque lo más habitual es que se trate de algo normal, relacionado con la herencia familiar y no debas preocuparte.

La mejor forma de ayudar a los hijos a crecer fuertes y sanos, es procurándoles una alimentación variada, equilibrada y rica en alimentos llenos de nutrientes esenciales. Independientemente de la talla que alcance, sea más o menos alto, lo más importante es que su salud sea buena en todos los sentidos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.