¿Por qué mi hijo no gana peso?

niño comiendo fresas

Los niños necesitan contar con una alimentación balanceada para desarrollarse y crecer de forma óptima, manteniéndose a la vez saludables. Sin embargo, muchos padres se enfrentan con frecuencia a momentos de incertidumbre que les lleva a preguntarse ¿por qué mi hijo no gana peso? a lo que daremos respuesta mediante la lectura de este post.

Problemas de crecimiento en los niños

En general, los niños durante sus primeros años de vida crecen rápidamente y de forma constante; sin embargo, cuando esto no se da en función de los estándares experimentados por la mayoría de ellos, sus padres sospechan que pueden estar presentado algún problema que les impide aumentar de peso y estatura como deberían hacerlo.

El retraso en su crecimiento puede ser ocasionado por diferentes causas, algunas de ellas asociadas con una enfermedad, como consecuencia de una mala alimentación o incluso por la presencia de lombrices en niños; esos pequeños parásitos prácticamente imperceptibles a simple vista, pero que se extienden rápidamente infectando todo su organismo y a otros miembros de la familia.

Para detectar efectivamente cuál es la causa por la que tu pequeño no gana peso y en consecuencia su crecimiento sea lento, es recomendable que lo lleves a una consulta con su pediatra, quien te indicará cuánto debería aumentar en función de su edad y contextura física, además de los exámenes necesarios para establecer si en realidad está enfrentando un problema durante su desarrollo.

Posibles causas que afectan el crecimiento de un niño

Un niño puede mostrar señales de alarma que te indicarán si se encuentra desnutrido, ya que es posible que no esté aumentando de peso, pero aun así esté sano. Cuando un pequeño experimenta algún trastorno alimenticio, suele perder interés por su entorno, evita el contacto visual con otras personas, está siempre irritable y molesto, además de que no supera sus etapas de desarrollo de forma normal.

talla y peso niños

En este sentido, la carencia alimenticia experimentada por el niño le lleva a que comience a sentarse, hablar o caminar más tarde de lo habitual; mientras que las posibles causas para este problema pueden estar asociadas con lo siguiente:

  • No está consumiendo una suficiente cantidad de alimentos o estos no son parte de una dieta balanceada que le ayude a mantener un peso saludable y evitar contraer diferentes tipos de enfermedades.
  • El niño sufre de cualquier patología que ocasiona retraso en su crecimiento y hace que coma muy poco, como es el caso del autismo, fue prematuro al nacer o tiene problemas de hipertiroidismo, anorexia, ansiedad, diabetes tipo 1 u otros trastornos similares.
  • Es posible que el niño esté experimentado alteraciones relacionadas con su aparato digestivo, lo que impide que gane peso; como es el caso de diarrea, reflujo gástrico, fibrosis quística o enfermedad celíaca, entre otras.
  • La intolerancia a los alimentos es otro elemento que con frecuencia no se detecta a tiempo por los padres y ocasiona que el organismo de su hijo no absorba, por ejemplo, la proteína presente en la leche o el queso como es esperado, lo cual repercute en su crecimiento.
  • Las infecciones, al igual que la presencia de parásitos, son elementos que hacen que los nutrientes ingeridos por el niños sean metabolizados rápidamente, sin aportar incremento a su peso y reduciéndose considerablemente el apetito.

¿Qué puedo hacer si mi hijo no gana peso?

Para dar respuesta a esa inquietud que se presenta con frecuencia en la mente de muchos padres, debes saber que los problemas de crecimiento pueden estar siendo causados por uno o varios problemas médicos a la vez, incluso pueden estar asociados con problemas ambientales, al igual que ser parte de los trastornos emocionales que esté enfrentando tu hijo.

Sin duda, muchos pequeños atraviesan etapas de su vida en las cuales su peso se estanca, pero solo brevemente. Los pediatras emplean tablas para determinar si la altura o peso de tu hijo está acorde con su edad y en caso de observar cualquier señal de alarma te indicarán las medidas que debes adoptar para corregir el problema.

percentil infantil

Las gráficas de crecimiento y percentiles empleados por el pediatra son elementos valiosos en la determinación del peso adecuado para cada niño; por ello durante sus primeros años de vida es necesario que lo mantengas bajo control periódico y si todo va bien durante esta etapa, con toda seguridad su crecimiento será progresivo y constante.

Recuerda que anímicamente los niños no siempre son receptivos a ciertos tipos de alimentos, por lo que experimentarán momentos de mucho apetito y otros donde se mantendrán completamente desganados. Si le has realizado todos los exámenes pertinentes para comprobar que todo está bien en su organismo, no te preocupes, comenzará a comer en mayor cantidad y aumentará de peso a su propio ritmo.

Para que tengas una idea clara sobre el aumento de peso en los niños: los primeros meses de vida ganan aproximadamente unos 200 gramos semanales, duplicando su peso a los cinco meses; triplicándolo al año y pesando cuatro veces más a los dos años. Pero luego su crecimiento deja de ser tan rápido y se estabiliza, ocasionando que incrementen tan solo de 1 a 3 kilogramos al año.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.