Por qué mi hijo no juega solo

Mi hijo no juega solo

El juego es fundamental en el desarrollo de los niños, tanto el juego compartido como el individual. Igual de importante es que el niño aprenda las reglas de los juegos, a compartir con sus iguales y con otras personas, es que aprenda a jugar solo. En el juego individual el niño puede explorar diversas áreas como la creatividad, la imaginación, tomar sus propias decisiones o explorar sus capacidades sin sentirse observados.

Es decir, cuando un niño juega solo tiene que desarrollar su imaginación para que cualquier objeto o juguete se convierta en el compañero de juegos perfecto. Sin embargo, algunos niños no quieren jugar solos y prefieren tener la compañía de otra persona en todo momento. Si tu hijo no juega solo, puedes probar con algunas pautas para ayudarle a encontrar la diversión en el juego individual.

Pero quizá te preguntes la razón por la cual tu hijo no juega solo y la respuesta, aunque algo irónica, es que el niño no sabe jugar solo porque necesita que le enseñen a hacerlo. Porque a menudo se pretende que los niños desarrollen el sentido del juego por naturaleza, pero aprender a utilizar los objetos o la propia imaginación, requiere su tiempo. Los niños no nacen sabiendo, todo lo tienen que aprender, incluso a desarrollar sus habilidades.

Mi hijo no juega solo, ¿Cuál es la causa?

Mi hijo no juega solo

A menudo los niños no quieren jugar en solitario porque confunden lo que es jugar solos, con estar solos. Es decir, una cosa es que el niño tenga la capacidad de coger sus juguetes y divertirse a ratos en solitario, en el salón, cerca del resto de la familia. Otra cosa muy diferente, es que el niño tenga que irse a su cuarto para poder jugar, lo que significa estar solo.

Esta es la causa principal de que los niños eviten jugar solos. Los niños necesitan sentirse atendidos, necesitan que una persona esté cerca de ellos, que les transmita tranquilidad y saber que si algo ocurre, estarán protegidos. Cuando se tienen que ir a su cuarto a jugar ellos solos, aunque la distancia sea mínima se sienten apartados. Por ese motivo utilizan excusas como que no saben jugar solos.

Por otra parte, es importante que el juego individual sea un complemento a otro tipo de juegos. Aunque los padres utilizan ese tiempo para poder hacer otras cosas, no se puede pretender que el niño juegue siempre solo para poder tener tiempo libre. Es necesario dedicar un tiempo diario a jugar con los hijos, sin otras distracciones, sin la televisión o el teléfono móvil cerca. Hay que encontrar un equilibrio para que el niño se sienta reconocido.

Cómo estimular el juego individual

Juego individual

Si quieres que tu hijo juegue solo, debes ofrecerle herramientas para que aprenda que pasar un rato a solas también es divertido. Crea un espacio donde el niño pueda jugar, no es necesario que los juguetes invadan la sala de estar. Solo hace falta un pequeño rincón, una caja con juguetes, cuentos, pinturas y otros juegos que no hagan nada. Es decir, materiales que inviten al niño a desarrollar su creatividad.

Ten cuidado con las normas, si quieres que tu hijo juegue solo debes dejar que elija cómo quiere hacerlo. No critiques su juego, ni intentes dirigirlo para que vaya como tú quieres. Todas esas normas y ese control, hacen que el niño se sienta inseguro. Deja que explore su imaginación y que desarrolle su creatividad, seguro que te sorprenderás. También puedes iniciar un juego en paralelo, si tu hijo comienza a hacer una torre con bloques, tú puedes hacer tu propia construcción.

Juega cada día con tu hijo, no hace falta más de 20 o 30 minutos al día para que el niño sienta que tiene tu atención. Porque cuando esto no ocurre, lo normal es que el niño te busque constantemente y te requiera para cualquier cosa que quiera hacer. El tiempo individual es necesario, tanto para los niños como para los mayores. Aprender a pasar tiempo en soledad también forma parte del desarrollo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.