Por qué mi hijo no quiere ir al baño

Niño jugando

A los dos años de edad los niños ya pueden comenzar a hacerse responsables de hacer sus necesidades de forma independiente y dejar de usar el pañal. Si tu hijo es de los que están comenzando puede que empiece a comprometerse de forma voluntaria, pero ¿qué ocurre cuando no quiere ir al baño?

Para poder solucionarlo hay que implantar la paciencia para este tipo de táctica y es haciendo ver que los niños tienen que aprender con su propia autonomía a ir al baño. Es una destreza que deben de ejecutar al mismo ritmo que los demás para que después no tengan problemas cuando tengan que ir al colegio. Pero no desesperes, cada niño va a su ritmo y siempre hay estrategias que pueden funcionar de maravilla.

¿Por qué mi hijo no quiere ir al baño?

Existen varios motivos por los que el niño puede negarse a ir al baño. La razón principal puede erradicar en que no esté preparado a fondo, pero hay ocasiones en las que sí lo está y aún así le cueste su uso. El miedo puede esta infundado, o bien por desconocimiento, o bien porque el inodoro les parezca atroz. Es un lugar que puede parecer un gigantesco agujero y creen que podrían colarse dentro.

La rebeldía viene dada de la mano de la negación. Puede que tu hijo esté en esa etapa en la que a todo dice que ‘no’. En estas situaciones se recomienda que el niño evolucione a su ritmo y que su etapa de aprendizaje se adapte sin presión. Pero si ya comenzó con el entrenamiento y no quieres que se abandone puedes intentarlo con las técnicas que describimos más adelante.

Niño sentado en un orinal

Otro motivo puede ser por culpa del estreñimiento. El niño ha comenzado a orinar de forma correcta, pero se resiste a hacer sus deposiciones. Al estar estreñido se retarda en el momento de ir al baño y crea un círculo vicioso. Puede crear tensión entre querer y no poder y hace que aumente aún más el estreñimiento con dolores de barriga.

Ha podido sufrir un retroceso y ya no quiera ir al baño cuando todo había comenzado de maravilla. Puede que sea por algún motivo especial o hay un acontecimiento nuevo en casa. Los motivos principales que les impulsa a hacerlo son muchos. O bien porque haya comenzado el colegio, el nacimiento de un hermano, un cambio de su rutina o porque sus padres se estén separando.

Señales de que está preparado para ir al baño y cómo ayudarlo

Los niños no tienen una edad determinada para aprender a ir al baño, aunque se suele recomendar a los dos años. Si observamos que existen señales como empezar a tocarse el pañal sucio o se detienen a orinar con el pañal puesto, entonces puede que ya estén preparados siguiendo estos patrones.

El mejor entrenamiento es observar a tu hijo cuando puede estar necesitando ese momento. O bien crear una rutina para ir al baño: cuando se acaba de levantar de la cama, al terminar de comer o a una hora concreta por la tarde o antes de acostarse.

Mi hijo no quiere ir al baño

Si la idea es que use el inodoro se pueden usar adaptadores para que no se cuelen dentro y se sientan más seguros. Si les cuesta subir porque está demasiado alto se puede añadir un pequeño escalón para que puedan subirse solos. En el momento de su uso y si todo ha ido bien, él puede participar en tirar de la cadena y hacer que sea una ocasión divertida. Apretarán el botón, escucharán el sonido y observarán que todo desaparece al instante y queda limpio.

Si tu hijo sufre de estreñimiento y es la causa del retroceso, es conveniente ayudarlo con la ingesta de muchos líquidos o comida con mucha fibra. Entre ellos zumos de fruta, fruta sólida, verdura y algunos cereales.

Hay niños que se retraen en su proceso porque en algún momento han sufrido un accidente y se les haya escapado. En estos casos hay que reseñar con suavidad que se ha producido un contratiempo y que la próxima vez hará mucho mejor.

Es conveniente que jamás se le regañe ni que se monten dramas por no hacerlo de forma correcta. Es dar demasiada importancia al problema y eso les dará poder. Lo más probable es que les puede interesar volver a incidir en hacerlo, sin pudor y sin remordimientos.

Si te interesa todo lo relacionado con este tema puedes leer más de nuestros artículos dónde explicamos “cómo enseñar a un niño a hacer pipí”, “los laxantes naturales para el estreñimiento de los niños” o “las 8 claves para conseguir que el niño deje el pañal”.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.