Por qué mi hijo parpadea mucho los ojos

Por qué mi hijo parpadea mucho los ojos

El parpadeo es un movimiento natural que se genera en los ojos para protegerlos de la sequedad, la luz intensa o como protector de algunos objetos exteriores. Hace que se mantenga el lagrimeo natural y nos limpia los ojos. Pero, ¿qué ocurre cuando tu hijo parpadea mucho los ojos?

Si observas que el parpadeo es excesivo siempre podemos derivarlo a un tic pasajero, pero en muchas de las ocasiones puedes someter el problema a un examen ocular para determinar dónde se encuentra el motivo.

¿Por qué mi hijo parpadea mucho los ojos?

El parpadeo exagerado es cuando sucede y se denota con un movimiento poco usual. Generalmente suele ocurrir en ambos ojos, pero puede que se manifieste en un solo. En ambos casos puede incluso asociarse a otro tipo de movimientos o tics en la cabeza, cara u otra parte de su cuerpo, aunque vamos a observar cual podrían ser las razones.

  • Cuando se tiene la sensación de ojos secos y falta la humedad. Incitar el parpadeo hace que lubriquemos el ojo con las lágrimas y puede que se tenga un parpadeo excesivo. Puede también ser ocasionado por algún tipo de alergia que hace que el ojo esté más seco, o por algún objeto incrustado en las pestañas, pestañas desviadas, inflamación del párpado o conjuntivitis.
  • Por defectos refractivos mal corregidos, ya que si se precisa de gafas por problemas de miopía puede que aparezcan temblores en los ojos. El estrabismo también ha sido uno de los casos que lo desencadena.
  • En otros casos puede ser por la toma de bebidas estimulantes o con cafeína. Y en otros sucesos puede que sea por una inflamación del cerebro y del cordón espinal, causado por una infección viral.
  • Si el parpadeo excesivo está asociado a tics vocales, tos o carraspera el médico puede remitir el caso a un neurólogo, ya que puede ser un síntoma del síndrome de Tourette.

Por qué mi hijo parpadea mucho los ojos

La ansiedad y el estrés es el caso más recurrente

El estrés puede desencadenar a un hábito del tic. Se puede producir un temblor en los ojos producido por ser de tipo nervioso, ya que el niño puede estar gestionando mal el estrés o la ansiedad.

Generalmente ocurre en niños asociados a un trastorno de déficit de atención e hiperactividad, o de un trastorno obsesivo compulsivo, incluso algunos medicamentos para tal fin pueden desencadenar este hecho. Un especialista debe de hacer un diagnóstico para identificar qué lo está ocasionando. Si es esta la causa y no es por ninguna causa ocular, el médico o psicólogo determinará cual es el tratamiento correcto para controlar la ansiedad y acabar con el tic nervioso.

¿Cómo se diagnostica un parpadeo excesivo?

Si existe una gran preocupación por parte de los padres, por un excesivo parpadeo, hay que llevar al niño a hacerse un examen oftalmológico. El especialista realizará una revisión del ojo con la ayuda de una lámpara de hendidura para buscar si existe algún problema en la córnea.

Se buscará también si existen problemas de agudeza visual. El estrabismo también es otra de las causas que pueden provocar el parpadeo. Se buscará que no exista certezas, ya que aunque a simple vista no lo parezca, muchos niños no dan evidencia de que lo tienen.

Por qué mi hijo parpadea mucho los ojos

¿Qué tratamientos se pueden crear?

El niño será explorado y dependiendo si procede a una solución será sometido a un tipo de tratamiento. Hay que conocer que la mayoría de los niños crean este tipo de parpadeo como un acto involuntario, ya que es una manera de relajar las tensiones.

En los sucesos de tics nerviosos el médico puede no darle mucha importancia ya que en su mayoría son patologías neurológicas que suelen resolverse espontáneamente. Muchos de estos casos suelen durar desde varios meses hasta prolongarse más de un año. Pero si es el caso en que existe este parpadeo y afecta a su vida cotidiana habrá que crear un diagnóstico con tratamiento psiquiátrico.

Si el problema deriva de una conjuntivitis se le tratará con alguna solución ocular. Si el niño tiene un problema de vista por visión borrosa, necesitará de unas gafas para corregir la vista. No obstante, se hará un mejor seguimiento por si presentara habitualmente enrojecimientos, sea muy sensible a la luz o presente otros síntomas oculares molestos. Si quieres obtener más información sobre los “tics” puedes leernos en el siguiente enlace.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.