¿Por qué mi hijo tiene ojeras?

Niño con ojeras

Los niños al igual que los adultos padecen las antiestéticas manchas azul grisáceas debajo de los ojos, llamadas ojeras. Los adultos suelen padecer este problema cuando sufren de cansancio, estrés o mala alimentación, pero en el caso de los niños no debemos preocuparnos aunque sí informarnos por qué sucede.

Las ojeras en los niños se presentan en general de forma accidental alrededor de la base del ojo, dónde se observará incluso una pequeña hinchazón en esa zona. Sus tonos suelen ser de color rojizo, grisáceo, marrón o amoratado. Los niños con la piel clara suelen ser más propensos a hacer que se vean con más facilidad y es que no olvidemos que es una zona bastante sensible que a cualquier pequeño indicio puede hacer que aparezca este tono.

Causas de las ojeras en los niños

Por lo general su aparición suele ser de forma ocasional. Cuando observamos que el niño padece de ojeras suele transmitir ese efecto que no gusta, con una mirada mucho más apagada, triste e incluso nos da la apariencia de que el niño está enfermo.

Cansancio o falta de sueño

Los niños también reflejan su cara de cansancio a consecuencia de pasar alguna mala noche, de algún cambio de horario, días ajetreados, viajes largos…cualquier incidencia al igual que en los adultos, puede derivar a sufrir agotamiento y eso se muestra en las manchas oscuras debajo de los ojos.

Un resfriado o congestión nasal

La congestión nasal es la más frecuente para que aparezca esta coloración en los ojos. Las venas de los ojos se comunican con las venas nasales por lo que un flujo mucho más lento o inexistente durante una congestión hace que aparezcan las ojeras.

La congestión aparece en resfriados, al estar reducido el aire como hemos mencionado. En otros casos aparece en la rinitis alérgica, dónde son las conocidas “ojeras alérgicas”. Cuando el niño tiene sinusitis también aparecen estos síntomas y también puede provocar una señal de alarma cuando el niño comienza a padecer sus primeros indicios de asma infantil.

Si cualquiera de estos síntomas no se asocia a este malestar podremos pensar que es un factor hereditario. En este caso la causa es genética y probablemente algunos de los familiares presentan este mismo rasgo.

Niño con ojeras

Consejos para los niños con ojeras

Como hemos mencionado el hecho de padecer de ojeras no es un problema ni síntoma de estar enfermo. Todos los niños de alguna manera puntual presentan este efecto. Si presenta ojeras y se asocia con otros síntomas como decaimiento, un cambio de su comportamiento inusual, o que no come bien, entonces habría que hacer una consulta al pediatra. Pero sin en principio puede ser porque esté cansado, se puede hacer un buen descanso y entonces observaremos que habrá desaparecido.

No se recomienda hacer uso de cosméticos para maquillar esa parte y ocultarlas por posibles alergias. Ni tampoco es aconsejable el uso de “remedios caseros” que se pueden consultar en internet, ya que no se espera cómo pueden ser sus consecuencias.

Si las ojeras han aparecido como consecuencia de algún tipo de alergia, hay que buscar la causa responsable. Puede que algunos de los factores cómo el pelo de alguna mascota, el humo de los cigarros, algunos tejidos o estar en contacto con alguna sustancia tóxica pueda ser el detonante y dónde solo el pediatra debería de dar un tratamiento adecuado para cada caso.

Niño con ojeras

En el caso de que exista resfriado con congestión nasal es aconsejable paliar todos los síntomas que desencadenan las ojeras, con soluciones para descongestionar y hacer que le flujo normal de las venas siga su recorrido. Una buena solución es elevar un poco la cabeza cuando está acostado en la cama.

En definitiva, muchos niños padecen de las antiestéticas ojeras, ya sean de forma permanente o esporádica y pueden ser causadas por muchos factores, tanto fisiológicos, genéticos o patológicos. En cualquiera de los casos el niño tiene que estar lo suficientemente descansado y dar ese pequeño tiempo para que desaparezcan.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.