Por qué mis hijos me evitan

Adolescente prohíbe con la mano

¿Tu hijo ya no quiere pasar tiempo contigo y empieza hablar con brusquedad y distanciamiento? Ante esta situación en la que los hijos evitan pasar tiempo con sus padres, o se muestran más distantes con alguno de ellos, hay que adaptarse a la nueva comunicación. Estas situaciones son más normales de lo que parecen, especialmente si tus hijos son preadolescentes o adolescentes.

Si bien durante la infancia los niños y las niñas se muestran más dependientes de los padres, durante la preadolescencia y la adolescencia ocurre el efecto contrario. Los chicos y las chicas cambian mucho durante esta etapa. Forman sus opiniones , sus gustos, sus aversiones… Su personalidad, en definitiva. Por este motivo los hijos pueden empezar a evitar a los padres, porque normalmente tienen opiniones y gustos muy diferentes.

¿Por qué los niños evitan a sus padres?

Este cambio de comportamiento puede ser duro para los padres porque suele producirse bastante repentinamente. Sin embargo, es un distanciamiento normal dentro del crecimiento natural de los jóvenes. Con estos cambios forman su personalidad y se van acercando a la edad adulta y a la madurez. 

Si ves que te afecta más de lo normal, puedes consultar a un profesional de la salud mental para hacer frente a esta situación, ya sea en terapia individual o familiar. Pero no hay que perder de vista que el alejamiento de los hijos es un proceso normal y natural. Veamos, pues, motivos por los que los hijos evitan a sus padres.

Por qué los niños comienzan a evitarme

El porqué los hijos evitan a sus padres suele comenzar por fallos en la comunicación, generalmente. En la preadolescencia se vuelven más susceptibles y sensibles, y cosas que antes no tenían importancia, tienden a magnificarlas. Vamos a ver algunos de estos fallos de comunicación entre padres e hijos.

La falta de interés o desdén hace que tu hijo te evite

Los niños que se acercan a la adolescencia se siente competentes para hablar sobre cualquier tema que les interesa o preocupa. Esto es algo en lo que puedes no estar de acuerdo y puede que adoptes una actitud poco receptiva o negativa ante ellos. Ante esta situación los niños no se sentirán bien valorados, pensando que no te preocupas ni te interesas por conocerles ni por ellos en general. Si esto sucede puede que den un paso atrás y comiencen a evitar hablar contigo sobre sus preocupaciones.

Adolescente aislado con móvil

Piensan que sus amigos les comprenden mejor

Los preadolescentes y adolescentes buscan gente que les comprenda y con la que pasar buenos ratos. Evidentemente, si comienzan a pensar que sus padres no los entienden, empezarán a sentir más afinidad con sus amigos. Con ellos además aprenderán a compartir y a “trabajar en equipo”. Se divertirán aprendiendo nuevas habilidades sociales y nuevos conocimientos. Por todas estas ventajas, preferirán pasar más tiempo con ellos.

Siente que le controla demasiado

Es comprensible que los padres quieran que a sus hijos les vayan las cosas bien. Para que esto sea así, muchos padres presionan demasiado a sus hijos para que saquen las mejores notas y sean los mejores en sus actividades extracurriculares. Llevado al extremo, los padres pueden llegar a controlar demasiado la vida de sus hijos, creándoles mucho estrés y un efecto rebote con el que se alejarán. Esta sobre protección y estrés es una razón importante que explica por qué tus hijos te pueden evitar.

Su desarrollo físico y emocional es importante

Con el inicio de la pubertad, tanto niños como niñas experimentan muchos cambios físicos y emocionales. Apoyar a los hijos durante esta época es muy importante. Durante esta fase, los chicos y las chicas querrán pasar más tiempo con gente de su edad como amigos, primos, compañeros de clase… que estén experimentando cambios parecidos. Al pensar que sus padres no pueden entender todas las nuevas emociones y cambios que están experimentando, pueden optar por evitar a los padres. Tener una buena comunicación es importante para que esto no suceda.

No hablar de temas considerados tabú puede hacer que te eviten

Muchos padres evitan hablar a sus hijos de temas como el sexo, pensando que es tarea del colegio abordar estos asuntos. Dejar a los adolescentes descubrir el sexo por su cuenta puede desinformarles más que informarles. A estas edades el interés por el sexo se despierta y sienten mucha curiosidad. Si ven que la situación con sus padres ante este tema se vuelve demasiado incómoda, lo natural es que eviten mostrar su preocupación o interés sobre el sexo con ellos.

Adolescente distante en valla

Superar la división entre padres e hijos para que no te eviten

Por supuesto, ser padres de preadolescentes y adolescentes no es fácil. Las diferencias de opinión y los comportamientos desafiantes pueden abrir una brecha en la relación entre padres e hijos. Este distanciamiento provoca que los hijos eviten a sus padres en la mayoría de ocasiones. Por esto, vamos a ver algunos consejos para ser más proactivos e intentar reestablecer el vínculo:

  • Permite que tus hijos pasen más tiempo con sus amigos. Esto mejorará su autoestima y desarrollarán la confianza en sí mismos. Aceptar a sus amigos, harán que tus hijos te sientan más cercana a ellos.
  • Escucha a tus hijos. Por trivial que te parezca aquello que te cuentan, escúchales. Alguien que les escuche sin juzgarles es lo que realmente buscan.
  • Demuéstrales tu amor por ellos. Con gestos sencillos y comunicación positiva se consigue mucho más que con castigos o avergonzándoles.
  • Evita las etiquetas tipo “son cosas de niños”. Los problemas de tus hijos con sus amigos son importantes para ellos, así que es importante no infantilizar su comportamiento. También es importante no interferir, es decir, se puede escuchar sus problemas y aconsejarles, pero nunca intervenir en su nombre. Los chicos y las chicas tienen que resolver sus asuntos por sí mismos.

En definitiva, tus hijos necesitan un ambiente hogareño estable en casa además de tu amor y aceptación. Conforme van madurando física y emocionalmente, sus intereses y actitudes tienden a evolucionar. Todos estos cambios que está sufriendo debes aceptarlos como parte del proceso de crecimiento, y hay que lidiar con ellos de manera positiva, con comprensión y amor.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.