Por qué se forma el hematoma en el embarazo

Hematoma embarazo

Nadie espera tener  un hematoma en el embarazo y luego de este resultado en una ecografía de rutina, las preocupaciones aumentan. Sin embargo, la buena noticia es que es un trastorno bastante frecuente que, con los cuidados adecuados, es probable que no presentará complicaciones a largo plazo.

Los hematomas en el embarazo son más frecuentes de lo que una supondría y hay muchas razones por las que aparecen. Es común que, en caso de tener uno, el médico recomiende reposo por un lapso de tiempo determinado y controles regulares para así realizar el seguimiento oportuno. En casos más delicados, el tratamiento incluye otros cuidados.

Por qué aparecen los hematomas en el embarazo

Una ecografía de rutina puede derivar en ciertos cuidados especiales. Es el caso de los hematomas en el embarazo, los mismos aparecen durante el estudio aunque una pérdida de sangre durante el embarazo puede ser síntoma de que existe este problema. Si ese es el caso, es importante acudir al médico de inmediato para así realizar los estudios pertinentes. Si bien puede ser apenas un susto, es recomendable realizar un seguimiento.

Los hematomas en el embarazo son conocidos como hematomas intrauterinos o hematomas interdeciduotrofoblásticos. ¿¿A qué se deben? Se trata de una acumulación de sangre que se produce en el interior de la cavidad endometrial, exactamente entre el tejido que se forma durante el embarazo para albergar el embrión y la capa más superficial del útero.

A pesar de lo evolucionada de la medicina actual, los médicos aún no encuentran las causas precisas por las cuales pueden aparecer hematomas en el embarazo. Sin embargo, se trata de algo bastante frecuente, en especial durante el primer trimestre. Lo difícil del caso, es que en muchos casos sólo una ecografía puede detectar el problema debido a que no viene acompañado de otros síntomas, como dolores.

En muchos casos, un pequeño sangrado puede funcionar de alarma, en otros el sangrado es más importante. Sea como sea, es un indicador de que algo está ocurriendo por lo que en caso de pérdidas durante el embarazo, es importante realizar una consulta de forma inmediata.

Riesgos de los hematomas en el embarazo

¿Cuáles son los riesgos de un hematoma en el embarazo? Los hematomas intrauterinos no suelen devenir en la pérdida del embarazo, en especial si durante la ecografía se registra el latido del bebé. En muchos casos, los hematomas se reabsorben de manera natural, en especial durante el primer trimestre. Por esta razón es que los médicos recomiendan realizar reposo para así ayudar en el proceso.

Cuando se trata de hematomas más grandes en el embarazo, los cuidados son otros pues hay mayores riesgos. Por esta razón, es que se realiza un estricto control para así conseguir que el hematoma desaparezca, algo que demora más tiempo.

Se sabe que hay tres tipos de hematomas durante la gestación. El más común es el hematoma subcoriónico y se ubica en la membrana externa que cubre el saco gestacional y el endometrio. El hematoma retroplacentario se desarrolla entre la pared uterina y la placenta. Es más riesgoso dado que está vinculado con un posible desprendimiento de placenta. Por útimo está el hematoma subamniótico o hematoma preplacentario, que no afecta a la placenta y es el menos frecuente.

hematoma embarazo

Diferentes hematomas, distintos riesgos

Una vez detectado un hematoma, se evaluará la ubicación y el tamaño (midiendo el ancho por el largo) para indicar el tratamiento pues de ello dependerán los riesgos. Los hematomas en el embarazo que son de tamaño pequeño no son de gran preocupación debido a que a medida que el embarazo avanza la circulación también y por eso se produce la absorción del coágulo de sangre.

Artículo relacionado:
¿Es útil la ecografía morfológica?

En el caso de un hematoma de mayor tamaño o bien que viene acompañado de dolor abdominal, habrá que ser cuidadoso pues hay mayor riesgo de aborto. El médico buscará evitar que el hematoma continúe creciendo. En los casos de hematomas muy grandes o ubicados en lugares de riesgo, habrá que tener muchos reparos pues además del posible desprendimiento de placenta se le suma la posible roturna de la bolsa de forma prematura, lo cual puede dar lugar a un parto prematuro.

 

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.