¿Por qué tenemos tantos cambios de humor durante el embarazo?

pareja hablando sobre los cambios de humor durante el embarazo

Es bastante normal experimentar cambios de humor durante el embarazo. Solemos tener cambios de ánimo a diario y podemos llegar a pasar de tener ganas de llorar a sentirnos enfadadas con la vida misma, sin que haya sucedido nada a nuestro alrededor.

Los efectos emocionales de las hormonas del embarazo y las preocupaciones comunes del embarazo son los culpables de estos cambios y enojos que nos aparecen sin razón aparente. Pero aun así, podemos llegar a controlar estos cambios y a reducirlos.

¿Por qué estamos tan mal humoradas durante el embarazo?

Una de las principales razones de los cambios de humor es el cambio en los niveles hormonales. Cuando nos quedamos embarazadas, nos aumenta la cantidad de estrógeno y progesterona en la sangre. Este aumento hormonal prepara nuestro cuerpo durante el embarazo, pero también puede afectar en el estado de ánimo, haciéndonos sentir tristes o enfadadas sin que nos haya ocurrido nada.

Las hormonas también tienen un gran impacto en el deseo sexual. Puede haber momentos durante el embarazo en los que te sienta particularmente excitada, mientras que en otros momentos, el sexo podría ser lo que menos te apetezca hacer en esos momentos.

Sin embargo, no se trata solo de las hormonas. El hecho de que no paren de cambiar cosas en tu día a día también influye en el estado de ánimo. Es un cambio importante en tu vida y puede que a veces hasta te preguntes en qué lío te has metido, y otras veces tendrás unas ganas enormes de poder ver la cara del pequeño que está creciendo dentro de ti. Es posible que te sientas nerviosa, aprensiva, vulnerable…

mujer embarazada vigilando su dieta y cocinando con tomates, pepinos, guisantes...

Las preocupaciones más comunes durante el embarazo serían:

  • si vas a ser una buena madre
  • si tu dieta o estilo de vida está afectando al desarrollo del bebé
  • cómo afectará a tu relación tener un hijo
  • si tu bebé nacerá sano
  • cómo te vas a administrar financieramente
  • cómo puede verse afectada tu carrera o profesión
  • si tu pareja todavía te encuentra atractiva

Si has tenido un problema con un embarazo anterior, es posible que también te preocupe que pueda volver a suceder.

Muchas personas también se vuelven más olvidadizas durante el embarazo, lo que puede resultar frustrante. Además, es difícil mantenerse alegre todo el tiempo cuando nos enfrentamos a los cambios de estado de salud del embarazo, como acidez de estómago y náuseas matutinas…

¿Cuándo dejarás de tener cambios de humor?

Los estados de ánimo tienden a volverse más manejables en el segundo trimestre, a medida que tu cuerpo se va adaptando a estos niveles más altos de hormonas. A veces, sin embargo, los cambios de humor pueden durar durante todo el embarazo.

Incluso es posible que podamos tener una «recaída» cuando ya habíamos logrado controlar la situación. Es totalmente normal. Esto suele pasar más a medida que se acerca la fecha de parto. Cuando sentimos que el bebé está a punto de salir a la luz es cuando las preocupaciones también salen a la luz, más que antes.

¿Cómo manejar estos cambios de humor?

En primer lugar, es importante no juzgarse a una misma por su estar siempre con ganas de llorar o enfadado. Y piensa que hay algunas cosas que pueden hacer que controles un poco más esta situación, pese a los cambios hormonales.

Habla de ello

Uno de los mejores antídotos cuando te sientas deprimida o estresada es hablar con alguien. Explícale lo que sientes a tu pareja, amigos y familiares. Es posible que te sorprendas de lo comprensivos que pueden ser.

Apuntarse a clases de yoga para el embarazo o a clases prenatales te ayudará a comprender que no eres la única que se siente así. Conocerás a otras personas en la misma etapa de embarazo que tú, y os podréis dar consejos y ayudaros mutuamente.

Si prefieres hablar con alguien de manera confidencial, siempre puedes conversar con su partera sobre cualquier tema que te preocupe en una de sus citas de rutina o concertar una cita con tu médico de cabecera.

Pide ayuda práctica

Es comprensible que desees tener todo listo antes de que llegue tu bebé. Pero no tienes que decorar la habitación del bebé, limpiar todos los armarios y comprar cada pieza de ropa y equipo con una sola mano y de golpe. Ves haciendo, con tranquilidad, y recuerda que una vez haya nacido el pequeño no se detiene el mundo, también podrás hacer esas cosas que te falten por hacer.

Además, un embarazo no tiene por qué llevarse a solas, para eso están los maridos, los amigos, la família… Deja que te ayuden.

mujer embarazada haciendo meditación en el comedor, con leggins y un top azul, durante el embarazo

Encuentra momentos de calma

A muchas personas les resulta útil utilizar técnicas de relajación o de meditación para mejorar su estado de ánimo y sentirse más tranquilas durante el embarazo.

También puedes utilizar audios de relajación y visualización.

Descansa mucho

Es fácil sentirse más irascible si estás cansada, así que trata de dormir lo suficiente. Intenta escribir una lista antes de acostarte sobre las preocupaciones o tareas que tengas que hacer al día siguiente. Esto puede ayudarte a aclarar la mente y dormir mejor.

Si es un tema de trabajo, habla con tu jefe para ver si hay alguna manera de hacer más descansos.

Tómate un tiempo para el cuidado personal

Mira una película que te haga sentir bien, ponte al día con amigos durante el desayuno o escucha tu podcast favorito. Incluso puedes crear tu propio mini spa para darte un capricho en casa.

Haz un poco de ejercicio (suave)

Hacer ejercicio mejora el estado de ánimo y no tienes que hacer ejercicio extenuante para que fluyan esos productos químicos que te hacen sentir bien. La próxima vez que te sientas irritada o ansiosa, ve a nadar, da un paseo al aire libre o haz algunos ejercicios sencillos de yoga.

Vínculo con tu pareja

A menudo son los más cercanos a nosotros los que soportan la peor parte de nuestros cambios de humor. Probablemente, esto se deba a que nos sentimos amados y lo suficientemente seguros con ellos como para expresar nuestra tristeza, enojo y frustración.

Hacerles saber que todavía los quieres y amas puede evitar que tu pareja se tome las cosas de manera demasiado personal y aliviar las tensiones entre vosotros.

Intenta pasar rato juntos. Ayudará a fortalecer tu relación antes de que llegue el bebé.

Tu pareja también puede tener sus propias preocupaciones sobre convertirse en padre. Conversar sobre ellos puede ayudarlo a dejar de pensar en sus problemas, así como a sentirse más cerca el uno del otro.

Deja de sentirte culpable

El embarazo es un acontecimiento que cambia la vida. Es probable que te sientas abrumada, irritable y nerviosa en muchas ocasiones. Así que sea amable contigo misma y acepta que tendrá algunos sentimientos negativos y otros maravillosos durante el embarazo.

¿Qué debes hacer si no puedes deshacerte de la ira durante el embarazo?

Si constantemente te sientes enojada o de mal humor, o si tus preocupaciones interfieren con tu día a día, es posible que necesite un poco de ayuda adicional.

Una de cada ocho mujeres experimenta depresión o ansiedad durante el embarazo, lo cual puede provocar sentimientos de mal humor e ira. Muchas personas experimentan ambos estados durante el embarazo.

Habla con tu médico de cabecera o partera lo antes posible si:

  • te sientes triste, inútil o desesperanzada durante períodos prolongados
  • sientes que no puedes controlar tus preocupaciones o ansiedad
  • pierdes interés por las cosas que normalmente te gusta hacer
  • repites ciertos comportamientos con frecuencia, como lavarse las manos o revisar las redes sociales
  • tienes ataques de pánico
  • te cuesta concentrarte o tomar decisiones
  • has perdido el apetito
  • tienes dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido
  • tienes miedo de dar a luz
  • tienes pensamientos de hacerte daño a ti mismo o a otros,

Tu médico de cabecera o partera podrá brindarte la ayuda y el tratamiento que necesitas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.