Por qué tienes que hacer apagón con tus hijos en la Hora del Planeta

La Tierra dentro de una bombilla

Los niños son pequeñas esponjas que absorben todo cuanto sucede a su alrededor. Si bailas frente a un espejo, un niño bailará junto a ti. Y aprenderá a no tener vergüenza y expresarse con libertad. Los niños son una copia de lo que ven en sus familiares. De ahí la importancia de ser grandes ejemplos para ellos.

Tenemos que enseñar a nuestros hijos a cuidar su planeta. Y debemos hacerlo desde el ejemplo. Tan importante es que enseñemos a un niño a reciclar, como importante es que lo hagan sus propios padres. Si en casa no se le da la justa importancia el niño no lo entenderá como tal.

Si creamos hábitos en nuestros hijos, si les enseñamos responsabilidad, desde el juego, no lo entenderán como un castigo y acabarán por hacerlo por costumbre.  Solo tenemos que encontrar nuestra creatividad para que los niños se diviertan, mientras que están aprendiendo.

¿Qué es la Hora del Planeta?

Esta iniciativa nació en Australia en el año 2008, con la intención de concienciar a la sociedad en la lucha contra el cambio climático. Este movimiento fue impulsado por el WWF (En inglés, fondo mundial para la naturaleza) junto con la agencia de publicidad Leo Burnett.  El mensaje que se quiere transmitir se hace en forma de apagón eléctrico y se realiza durante una hora el último sábado de marzo.

Cada vez más hogares y grandes empresas se suman a esta iniciativa, incluso en los últimos años, las ciudades más importantes del planeta se han unido a la lucha oscureciendo los monumentos más icónicos, como la Alhambra de Granada, La Torre Eiffel de París, la Puerta de Alcalá en Madrid o  el Empire State Building de Nueva York.

La Torre Eiffel en la Hora del Planeta

En el año 2017, fueron casi 7.000 ciudades de más de 150 países los que se unieron a esta iniciativa.

¿Por qué debes unirte a la Hora del Planeta?

Primero de todo debes transmitir este mensaje a tus hijos, explicarles el por qué de esta reivindicación. Para que los niños se impliquen en la conservación del medio ambiente, deben ser conscientes de su importancia para la vida de todos los seres vivos.

Es una ocasión perfecta para enseñar a tus hijos imágenes del planeta. En la red encontrarás miles de fotografías reales. Muéstrales como es el Amazonas ahora y explícales como puede que sea dentro de unos años. Busca imágenes del fondo marino, para que los niños vean la maravillosa vida del fondo del mar. Especies que quizá nunca conozcan porque están en peligro de extinción.

Los niños tienen una sensibilidad innata, te sorprenderá como son capaces de implicarse.  Pueden entender que si entre todos no tomamos medidas, cuando ellos sean mayores el planeta no será tal y como lo conocen ahora.

Compromete a tus hijos en la lucha contra el cambio climático

Aprovechando que la hora del apagón se celebra en sábado, puedes organizar una excursión en familia, será una oportunidad perfecta para pasar una tarde fuera de casa donde habréis contribuido a la causa apagando todas las luces y los aparatos menos importantes.

Investiga si en tu ciudad se participa de alguna manera en el acto. El pasado año, 250 ciudades españolas se unieron al apagón. Quizá podáis disfrutar en familia de un maravilloso espectáculo que no se ve ningún otro día. Incluso sería bonito crear una tradición familiar que repetir cada año.

Animad a vuestros hijos a compartir esta iniciativa con sus amigos, les encantará contarles lo que han aprendido y convencerles para que también se unan. Cread un álbum de fotos especial de ese evento. Compartid esas fotos de vuestras ciudades colaborando con la causa. Las redes sociales son una puerta abierta al mundo. Todo el planeta verá que vivís en una ciudad comprometida.

El mundo celebrando la Hora del Planeta

Tus hijos aprenderán una valiosa lección de vida, a la vez que estaréis aportando vuestro granito de arena.

Los niños son el futuro, debemos preocuparnos de dejarles un entorno sostenible donde puedan desarrollarse. El cambio climático es real, tenemos información suficiente para ser conscientes de ello.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *