¿Por qué tienes que leer a tus hijos cuentos por las noches?

Érase una vez un niño al que, cada noche, mamá y papá le contaban mágicas historias. Sus sueños eran velados por hadas, duendes y elfos que le acompañaban en multitud de aventuras mientras dormía. Al despertar, el niño sonreía rememorando las hazañas vividas durante la noche, deseoso de que acabase el día para volver a compartir ese momento tan especial con mamá y papá. Con el tiempo, el niño creció y con él la pasión por la lectura que desde muy pequeño había disfrutado junto a sus padres. Aquellos momentos, han quedado grabados para siempre en su corazón y, en la actualidad, sigue viviendo fantásticas aventuras cada noche junto a sus hijos.

No cabe duda de que el amor por la lectura, es uno de los regalos más valiosos que podemos hacerles a nuestros hijos. A través de ella adquirimos conocimientos, desarrollamos la imaginación, mejoramos nuestra comprensión y ampliamos nuestro vocabulario. Todas las madres y padres deseamos que nuestros hijos amen la lectura, ya que somos conscientes de los beneficios que ello conlleva. ¿ Y qué mejor manera de fomentar este hábito que disfrutando cada noche de un momento de lectura en familia?.

Beneficios de leer a tus hijos cuentos por las noches

Compartir un rato en familia

Nuestro día a día suele estar repleto de horarios, prisas y estrés. A menudo nuestros hijos pasan muchas horas sin nosotros. Incluso aunque estemos con ellos, las obligaciones y rutinas diarias, hacen que no les ofrezcamos tiempo de calidad. Leer un cuento antes de ir a dormir, nos permite disfrutar de un momento de intimidad y de conexión en familia.

Refuerza el vínculo

Leer un cuento cada noche, genera una rutina especial que hace que ese momento sea esperado con ilusión. Los adultos, a menudo no disponemos del tiempo que quisiéramos para estar con nuestros hijos. Por eso, ese ratito de lectura en familia, es una ocasión estupenda para reforzar el vínculo y la complicidad con nuestros hijos. 

Se fomenta el amor por la lectura

Nuestros hijos son nuestro espejo. No hay mayor enseñanza que la que les ofrecemos con nuestro ejemplo. Si queremos que amen la lectura, debemos empezar por transmitirles nosotros ese amor. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que convertirla en algo emocionante y divertido?. A través de los cuentos y de nuestra mano, los niños aprenderán a sentir la lectura como un momento estimulante y placentero.

Desarrolla la imaginación y la creatividad

Un cuento es una ventana abierta a multitud de pensamientos, emociones o finales alternativos. A través de la lectura, el niño se forma una imagen mental de los paisajes, situaciones, sensaciones o aspecto de los personajes, dando rienda suelta a su imaginación.

Se potencia la atención y la memoria

Al encontrarse en un entorno relajado y sin distracciones, el niño centra toda su atención en el desarrollo de la historia y en recordar las hazañas de sus protagonistas. Su concentración y su memoria se verán así reforzadas.

Transmiten valores

En los cuentos los niños aprenden a identificar fácilmente al héroe, al villano o las conductas inapropiadas. Además también se trabajan valores como la amistad, la solidaridad, la paciencia o la generosidad. 

Ayuda a relajarse y a dormir mejor

Un cuento contado a media voz, escuchar a mamá o papá y sentirles cerca, la luz tenue, … . Todo ello le aporta seguridad y confort al niño ayudándole a sentirse más relajado y a tener un sueño más placentero.

Mejora la comprensión, la comunicación y el vocabulario

A través de la lectura el niño aprende nuevas palabras y expresiones. Se despertará su curiosidad y aprenderá a hacerse preguntas y a buscar respuestas. De este modo aumenta  su vocabulario y mejora su comunicación y capacidad de comprensión. 

Ayuda a que se conozcan mejor a sí mismos

Los niños se suelen identificar con los personajes y situaciones de las historias que les contamos. En ocasiones se identificarán con las hazañas del protagonista lo que contribuirá a mejorar su autoestima. Pero otras veces quizás se identifiquen con personajes que expresan emociones que socialmente no son aceptadas, como la envidia o la ira. Así, el niño entenderá que no es el único en experimentar esos sentimientos y aprenderá a aceptarse con sus luces y sus sombras.

Por todo esto y mucho más, no dejes de reservar un ratito por las noches para leer un cuento a tus hijos. No solo llenarás sus vidas de magia y aventuras, sino que estarás invirtiendo en su aprendizaje y fomentando el amor por la lectura. Además, ese momento de intimidad y exclusividad junto a mamá y papá, será un recuerdo que guardarán como un tesoro durante el resto de sus vidas.

¡Feliz Día del Libro!

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Aprendizaje, Familia, Varios

Soy Jasmin, mamá de dos niños junto a los que aprendo y crezco cada dia. Además de madre, que es el "título" del que me siento más orgullosa, soy Licenciada en Biología, Técnico en Nutrición y Dietética y Doula. Me encanta estudiar e investigar sobre todo lo relacionado con la maternidad y crianza. Amante de la naturaleza y los animales, el reciclaje creativo y la música. Actualmente compagino mi trabajo en una farmacia con los cursos y talleres que imparto sobre diversos temas relacionados con la maternidad, medio ambiente y ecociencia creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.