Por qué tu hijo no te escucha y cómo conseguir que lo haga (II)

Por qué tu hijo no te escucha y cómo conseguir que lo haga

En la primera parte de este artículo hablamos sobre cuáles son los motivos más comunes por los que los niños no escuchan. Saber por qué tu hijo no escucha es el paso previo para saber qué hacer para conseguir que te escuche y haga lo que le pides.

A continuación de cuento algunas estrategias para que tu hijo adquiera habilidades para escuchar.

6 estrategias para conseguir que tu hijo te escuche

Conseguir que tu hijo te escuche es más fácil de lo que parece. Solo tienes que saber decir las cosas.

Consigue la atención de tu hijo

Lo primero que tienes que hacer antes de decirle algo a tu hijo es asegurarte de que te está escuchando. Para eso tienes que llamarle por su nombre y captar su atención antes de darle cualquier consigna. Cuando conteste podrás hablar con él. Todo lo que le digas antes puede caer en saco roto. No te esfuerce en vano hablando sin saber si te escucha.

Por qué tu hijo no te escucha y cómo conseguir que lo haga

Habla con tu hijo cara a cara

Para conseguir la máxima anteción de tu hijo tienes que dirigirte a él cara a cara. Evita hablarle desde la distancia o mirando para otro lado mientras haces otra cosa.  Esta es una excelente manera no sólo asegurarse de que tienes toda la atención de tu hijo, sino también de enseñarle buenos modales y escuchar de manera respetuosa cuando alguien está hablando.

 

 

Escucha a tu hijo

Al igual que con otros comportamientos, tu hijo aprenderá a escuchar siguiendo el ejemplo que hayas establecido. Si haces del acto de escuchar a tu hijo cuando habla un hábito,  será más probable que él haga lo mismo cuando te dirijas a él.

Trata de averiguar por qué no está cumpliendo con lo que le pides

Si tu hijo no cumple con lo que le pides puede deberse a muchos motivos, no sólo al mero hecho de no escuchar. Puede que lo que le has pedido sea demasiado complicado para él o que la tarea no le guste o le parezca injusta. Debes averiguar cuál puede ser la causa de su comportamiento en lugar de pasar directamente a regañarle o castigarle, ya que esto provocará una actitud desafiante por parte del niño que no lleva a ningún sitio.

Por qué tu hijo no te escucha y cómo conseguir que lo haga

Mantén la calma

Por muy exasperante que pueda ser una situación es vital mantener la calma. Si no consigues llamar la atención de tu hijo no tienes nada que hacer. Pero gritar no es la solución, ni interrumpir lo que está haciendo de malas maneras tampoco.

Cuando te enfadas le estás mostrando al niño que él tiene el control de la situación, y eso te hace vulnerable. Además, aunque obtuvieras algún resultado a corto plazo, a la larga el niño va a desarrollar estrategias para ignorarte, hacerse el loco y seguir a lo suyo. Respétale y conseguirás mejores resultados a largo plazo, aunque al principio sientas que te sale humo por las orejas.

Utiliza recursos lúdicos

Si consigues convertir las tareas en un juego será más fácil que logres que tus hijos se involucren. Conseguir lo que pretendes puede ser algo dinámico, y no una lucha a campo abierto. Puedes usar temporizadores para hacer las tareas a tiempo, preparar competiciones, usar murales con pegatinas para apuntar los logros y un sinfín de recursos que motiven al niño a estar atento y cumplir con los requerimientos a tiempo.

Por qué tu hijo no te escucha y cómo conseguir que lo haga

Escuchar es un hábito que tarda en desarrollarse

La construcción de buenos hábitos de comunicación es un proceso que puede tardar mucho tiempo en desarrollarse. En lugar de esperar a tu hijo que siempre te obedezca a la primera vez que le dices algo, debes mirar el desarrollo de sus habilidades para escuchar y entenderlas como parte de la construcción de una base importante que te ayudará a desarrollar una fuerte relación con el en el futuro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *