¿Por qué tus hijos deberían viajar en sillas a contramarcha?

En España la normativa de seguridad infantil en los coches indica que los niños deben ir en sillas a contramarcha sólo hasta los 9 kilos. Aunque la DGT está valorando ampliar el tiempo que los niños deberían de ira contramarcha, son muchas las familias que no ven otra opción válida con sus hijos. En muchos paises de Europa no se contempla otra posibilidad; los niños no van nunca mirando hacía delante en el coche.

Las sillas a contramarcha son eficaces en un 95% a un 100% de los casos y reducen hasta en un 90% las posibilidades de muerte o lesiones graves en los bebés según fuentes de la Dirección General de Tráfico. Pero hay mucha necesidad de concienciar; la mayoría de las personas no consideran una silla a contramarcha más segura que las de a favor de la marcha. Se cree también que es una manera de sacar dinero a las familias a costa del miedo. Continua leyendo y te desmontaremos algunos de los mitos más comunes respecto a estas sillas.

Mitos de las sillas ACM

Son un “sacadineros”

De lo que más podemos escuchar y no deja de ser a causa de la poca conciencia que hay respecto a la seguridad infantil. Y  es que es cierto, las sillas a contramarcha (ACM) son caras. Considerando por otra parte lo que nos parezca caro; muchas personas consideran cara una silla de 500 euros pero no un smartphone que duplica esa cantidad. Debemos de ver las sillas ACM como lo que son; una inversión para la seguridad de nuestros hijos.

Si bien es cierto que hay sillas a favor de la marcha muy asequibles (algunas no llegan a 60 euros) sólo hay que verlas de cerca para darnos cuenta de que es totalmente imposible que sea igual de segura que una a favor de la marcha que cueste el doble. No obstante, es dicho que la silla a favor de la marcha más cara es más insegura que la más barata a contramarcha.  Y este año llega cargado de buenas noticias para la seguridad infantil: se va a poner a la venta en nuestro país una silla ACM que rondará los 199 euros.

Esta silla además contará con el Plus Test. Es la prueba más dura a la que someten a las sillas de coche y hay muy pocas marcas que lo tengan. Silla ACM con Plus Test por ese precio será una ganga así que no habrá excusa para los que se quejan del precio. Estarán en venta tanto online como en tienda física; recordad que lo ideal sería ir a instalarla en la misma tienda que la compras, donde los asesores de sillas a contramarcha te ayudarán con su colocación.

A los niños no les gusta ir mirando hacia atrás

A los niños no les gustan muchas cosas. Y muchas de ellas son las que, como padres, hacemos por su bien (como ponerles la chaqueta en invierno). Desde que nacieron les hemos llevado a contramarcha en las sillas del grupo 0. Si que es verdad que llegados a  cierta edad se portan “peor” en el coche. La clave para evitar que el niño esté nervioso en el coche es la adaptación paulatina; debemos de ir dando cortos viajes con el niño en el coche y alargándolos poco a poco.

Si es posible que uno de los padres, abuelos o conocidos vayan a su lado sentados atrás las primeras veces será mejor. Le ayudará a entretenerse y a acostumbrarse a su nueva silla. Muchos padres dudan de que su hijo se pueda acostumbrar a ir mirando hacia atrás. “No ven nada” o “quieren ir mirando hacia donde estoy yo” son unas de las cosas más escuchadas. En realidad los niños ven más mirando hacia atrás que hacia los asientos delanteros.

Con el primer caso tienen las tres ventanas traseras para visualizar el paisaje, sin contar el espejo que se pone para verles por el que ellos también podrán verse.  En el segundo caso los niños solo tienen a la vista la parte trasera de los asientos delanteros y a menos que gocen de un DVD portátil, poco más podrán ver por las ventanillas traseras. Y finalmente los casos de mareos se dan por igual de una forma o de otra, por lo que no es un hecho científico que avale nada.

Las sillas a favor de la marcha son igual de seguras porque están homologadas

No. Sencillamente no. Para que un sistema de retención infantil sea homologado debe de pasar una sencilla prueba a 50km/h. En carretera vamos a más del doble de esa velocidad. Una silla de coche homologada solo retendrá al ocupante pero no le evitará las lesiones. Con las sillas ACM han ido un paso más haya y han involucrado en su desarrollo a la física y a la medicina. Gracias a la biomecánica estas sillas no solo retienen al pasajero, si no que absorben parte de la energia en el accidente y la desvían a zonas del cuerpo que puedan soportarla.

El cuello de los niños es muy frágil. Esto se debe a que la cabeza en proporción al resto del cuerpo es bastante más grande. Según datos de la DGT y así lo recoge esta noticia publicada en El País, “en un golpe en el sentido de la marcha a 50 km/h, el cuello del niño tendrá que aguantar un peso de entre 150 y 300 kilos, lo que puede provocarle con total probabilidad una lesión grave, cuando no la muerte. A contramarcha, el impacto se reparte entre el resto del cuerpo y la carga en el cuello se reduce hasta los 40-80 kg, cuando los límites a partir de los cuales se producen lesiones graves están fijados en 130kg. Es la delgada línea que separa la vida de la muerte.

Terrorífico pensarlo. ¿Aún estás dudando qué silla comprar? De ser así, te animamos a continuar leyendo.

El movimiento “Ni un peque más en peligro”

Si no has leído la historia por la que pasaron los padres de Gabriel “El Vikingo”, puedes hacerlo aquí.

A raiz de perder a su hijo por un sistema de retención infantil a favor de la marcha, estos padres iniciaron una campaña de concienciación a favor de las sillas ACM. Si su hijo hubiera viajado en una silla ACM aún seguiría con vida. Es por estas cosas por las que la sociedad necesita concieciarse de los peligros verdaderos que existen con las sillas de retención infantil a favor de la marcha que dicen ser igual de seguras que las que son a contramarcha.

No es raro ver la parte contraria a todo esto en Internet. Muchos padres que deciden llevar a sus hijos a favor de la marcha tachan a los que no de “talibanes de ACM” y les acusan de llamarles malos padres por no tomar ellos la misma decisión. Falta de información y ninguna gana de adquirirla de fuentes fiables. Y como la historia de Gabriel, muchas más en las que en un mismo accidente, un bebé que viajaba a favor de la marcha sale con lesiones muy graves y el que viajaba a contramarcha con sólo un rasguño en el hombro.

Y es que no es extraño ver cómo en nuestro país jugamos con la suerte, como si necesitásemos leyes que castigan para prevenir los peligros de viajar en coche. Muchas familias, seguramente por un mal asesoramiento, ven seguro llevar a su bebé de menos de un año en una silla a favor de la marcha. Ningún niño hasta los 4 años debería de viajar mirando hacia delante. Son demasiados los hechos científicos y por desgracia, personales, que prueban que no es tan seguro como se pensaba hasta hoy.

¿Son difíciles de instalar las sillas ACM?

Se habla mucho en foros de la dificultad de la instalación de estas sillas. Estos tips pueden ayudarte a hacerte una idea de lo que supone instalarla. De todas formas una vez que compras la silla, en la misma tienda te la dejan instalada en el coche. Pide siempre, y si es posible, que te la instalen en el asiento trasero central. En el caso de no ser posible, la silla debería de ir detrás del asiento del conductor.

Hay veces en las que no disponemos de un lugar que asesore sobre sillas ACM. Es importante que si la vas a instalar tú en el coche (cosa que no se recomienda, pero a veces no queda más remedio) que te asegures de que la silla está totalmente inmovilizada sobre el asiento del vehículo. Que la silla esté mal anclada o que esté demasiado floja podría ser fatal en un accidente en la carretera. Una silla ACM bien instalada debe de ser imposible de mover del sitio, ni hacía delante o atrás ni hacia los lados.

Recuerda elegir las sillas con Plus Test; no son más caras que otras que no lo tienen (a veces se pagan las marcas más que las calidades). Y ante todo, precaución al volante, sobre todo si llevas a lo más valioso que te ha dado la vida: tu familia.


Categorías

Seguridad

Madre en prácticas, Youtuber a ratos y Técnico Superior de Laboratorio. Cumplí mi sueño de ser madre joven, cada día es una nueva aventura, ¡y no lo cambio por nada! Me gusta estar informada acerca de todos los temas actuales respecto a la crianza de nuestros pequeños y compartir lo que aprendo con todos vosotros. Creo firmemente en que los niños de hoy en día pueden cambiar el futuro de nuestra Tierra. Amante de la ciencia, de lo paranormal, de nuestro universo y enamorada de mi hija. Soy pequeña pero guerrera, así que ¡vamos al lío!

2 comentarios

  1.   Patricia dijo

    Podrías ponerte en contacto conmigo? Me gustaría saber quién te dió permiso para subir la foto de mi hija, porque yo desde luego no, teniendo una hija dudo mucho que te gustara que lo hicieran con la tuya, creo que no cuesta nada pedir autorización puesto que la imagen no es tuya no? @patriciavenegasbuzon@gmail.com

    1.    Yasmina Martínez dijo

      Hola, soy la Autora de la entrada. No sabía que tenía que pedir autorización para usar fotos de Internet. Hablaré con el editor jefe sobre esto para que no me vuelva a pasar. Tu foto está eliminada. Gracias por el aviso. Un saludo y buen fin de semana. Espero que al menos el mensaje de la entrada te haya gustado como usuaria de sillas ACM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.