Por qué vomitan los bebes. Sus causas y soluciones

Por qué vomitan los bebes.

Es bastante ocasional observar cómo un bebé vomita el alimento, generalmente en niños que solo se están alimentando exclusivamente de leche. Por otro lado, encontramos las regurgitaciones, una pequeña porción de alimento vomitada que sí es muy habitual en bebés que no tienen el sistema digestivo maduro. En este artículo nos centraremos en por qué vomitan los bebés y qué hacer cuando es bastante habitual.

La regurgitación es una pequeña porción de alimento, generalmente aparece de forma espontánea acompañada de un eructo. No es para nada molesta ni dolorosa, al contrario de un vómito, dónde se puede encontrar una situación molesta.

¿Cómo son los vómitos?

Los vómitos suceden de una forma mucho más violenta, dónde los músculos abdominales y del diafragma se contraen de forma fuerte y después se relajan. En este caso, el alimento va acompañado de una parte de sustancias estomacales, dónde el proceso se deriva a algo más desagradable.

Artículo relacionado:
Si mi bebé vomita, ¿le vuelvo a dar de comer?

¿Por qué mi bebé vomita?

Los vómitos tienen sus consecuencias dependiendo de la edad del bebé. Hay que tratar de diferenciarlo de la regurgitación, ya que se expulsa una pequeña cantidad de leche o de alimento. Generalmente sucede después de que el bebé ha sido alimentado, cuando va a eructar, ya que su sistema digestivo es demasiado inmaduro para retener el alimento.

Causas de los vómitos en los bebés

Los vómitos suelen ser causa de algún tipo de trastorno, aunque solo habría que tomar medidas y hacer una consulta médica cuando son muy frecuentes y causen deshidratación. En muchos casos, los niños vomitan porque han tomado algo tóxico, siendo necesario que ocurra este hecho. Pero en otros casos suele suceder que hay una obstrucción del estómago o el intestino o haya una presión dentro del cráneo que provoquen el vómito. A continuación, reseñamos las causas más comunes:

  • El bebé toma más alimento del que debería. Es un hecho muy habitual en bebés de pocos meses, ya que no tienen desarrollada la opción de sentirse saciados. En este caso, toman más leche o cualquier alimento de los que admite su organismo, por lo que al final, terminan expulsando la parte que les sobra.
  • Una mala posición del bebé mientras es alimentado puede ocasionar que no le siente bien esa toma. Si es habitual darle el alimento tumbado, descarta esta postura.

Por qué vomitan los bebes.

  • Por nerviosismo, ya que, si el bebé está super excitado o ha estado llorando recientemente, puede provocar que haga su toma con más ansiedad. Al comer el alimento en este estado es más probable que termine vomitando, para ello hay que dejar que el bebé se relaje antes de alimentarlo, evitar que esté en un lugar ruidos y con mucha gente a su alrededor.
  • Las infecciones estomacales también provocan vómitos, diarreas y en algunos casos hasta fiebre. Cuando son muy habituales y de forma repentina, suele suceder que hay un proceso vírico que lo está provocando. En este caso hay que acudir a la consulta del pediatra para valorar el caso y buscar una solución factible.
  • En otros casos menos habituales, el bebé puede llegar a tener una obstrucción de la salida del estómago, suele ocurrir en edades entre las 3 y 6 semanas. Por una obstrucción del intestino causada por malformaciones congénitas o por un deslizamiento de un segmento del intestino dentro del otro.

Cuando los vómitos son señal de alarma

Por qué vomitan los bebes.

El problema de los vómitos es cuando causan la pérdida de líquido corporal, en este caso el niño se encuentra en un estado de deshidratación. Suele ocurrir que no puede procesar el agua que toma porque lo vuelve a expulsar con los vómitos y no lo compatibiliza. En otros casos, no se repone porque el niño está demasiado inapetente que no quiere ni beber, ni comer.

Los vómitos pueden suponer un problema y un motivo de visita pediátrica, cuando el niño está demasiado apático y debilitado. Visita al médico  cuando hay una gran hinchazón abdominal y dolor, el vómito es verde brillante o sanguinolento, tiene fiebre, dolores de cabeza, rigidez de nuca o abultamiento en los puntos blandos entre los huesos del cráneo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.