Precauciones alimentarias que debes tener cuando viajes con niños

Dentro de muy pocos días, los niños terminarán el curso escolar ya que estamos a las puertas de recibir el verano. Es decir, las vacaciones están a la vuelta de la esquina y seguro que ya estás planeando algunas salidas o viajes durante los meses estivales. Pero también llega una época donde las intoxicaciones alimentarias están a la orden del día. Para evitar cualquier situación que pueda poner en riesgo la salud de tu familia, vamos a recordar una serie de precauciones a tener en cuenta.

Durante el verano, los alimentos se estropean con mayor rapidez debido al calor. Las altas temperaturas favorecen la proliferación de bacterias. Estas bacterias pueden ser causantes de enfermedades estomacales, además de otro tipo de afecciones. Cuando estamos en casa es más fácil controlar lo que comemos o si está todo perfectamente higienizado. Pero cuando salimos de viaje, este asunto se complica bastante.

Por ello, desde Madres Hoy queremos recomendar una serie de consejos. Para que las vacaciones de verano no se conviertan en un mal recuerdo.

Precauciones alimentarias en verano

  • Mucha higiene: La higiene es fundamental para no contagiarse de ciertos virus y bacterias. Por lo tanto, es muy importante lavarse bien las manos cada vez que vayas al baño. Recuerda especialmente lavar las manos de los más pequeños. Procura llevar encima un gel desinfectante, de esta forma te podrás asegurar de que todos mantenéis las manos limpias, aunque no dispongáis de un lavabo a mano.
  • Limpiar bien los alimentos: Especialmente cuando los alimentos son frescos. Hay que lavar con mucha profundidad, las verduras y las frutas ya que son portadoras de cientos de bacterias. También es importante lavar los alimentos antes de cocinarlos, ya que durante el manipulado podemos contaminarlos.
  • Evita alimentos crudos: También los alimentos poco cocinados, en las carnes y pescados crudos habitan un montón de bacterias. Si vas a comer en restaurantes, pide siempre que estén bien cocinados. Ojo con los restaurantes tipo buffet libres. Los alimentos pueden estar demasiado tiempo fuera de las cámaras que mantienen su correcta temperatura. Elige con cuidado los sitios donde vas a comer durante el verano y los viajes de vacaciones.
  • Cuidado con los puestos ambulantes: En muchos países se estila la venta de comida en puestos ambulantes. No queremos decir que todos ellos estén fuera de los controles sanitarios pertinentes. Pero es posible que los alimentos pasen mucho tiempo en condiciones poco favorables. Por ello es mejor evitarlos para prevenir posibles bacterias que afectan al aparato digestivo.
  • Toma agua embotellada: Es posible comprar agua embotellada en cualquier lugar, prácticamente cualquier comercio tiene botellas de agua a la venta. Evita cualquier fuente de agua que no te asegure ser potable, incluso las que tienen la garantía para el consumo pueden ser peligrosas. Si un animal ha bebido agua de esa fuente, es posible que haya lamido los elementos por donde sale el agua. También debes tener cuidado si tomas refrescos con hielo. Es posible que el agua utilizada para conseguir los hielos no sea del todo segura.
  • Productos embotellados y pasteurizados: Elige bebidas y refrescos embotellados, si son en lata, procura tomarlo en vaso o con una cañita, evita tomarlo directamente de la lata. También debes tener cuidado con los lácteos y derivados, elige siempre los que indiquen estar pasteurizados.

Otros consejos a tener en cuenta durante el verano

Con las altas temperaturas de los meses de verano, es importante mantenerse bien hidratado. Especialmente en personas que se encuentren en los grupos de mayor riesgo. Estos son los niños y las personas mayores, que tienen menor sensación de sed y por lo tanto mayor riesgo de deshidratación. Asegúrate de que los niños tomen suficiente agua y líquidos, también si son bebés lactantes.

Procura no exponer los alimentos a las altas temperaturas. Si vas a organizar un picnic en el campo por ejemplo, lleva los alimentos en neveras donde puedan mantenerse bien refrigerados. Utiliza bloques de agua congelada, se pueden encontrar en grandes superficies y mantienen el frío durante muchas horas. Evitar llevar productos que puedan estropearse con facilidad.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.