Cómo hacer preguntas incómodas a los niños sin que se sienten mal

Los adultos contamos a modo de anécdota aquella pregunta que nuestro hijo o hija nos hizo y nos hizo sentir incómodos. Pero casi nunca tenemos en cuenta que nosotras también lanzamos preguntas incómodas a los niños, Y que estas cuestiones pueden hacer que se sientan mal.

A veces la comunicación con los niños no es fácil. En muchas ocasiones contestan con un sí o un no, y si dicen no sé es porque realmente no lo saben. Pero los adultos esperamos que lo expliquen todo, que lo gestionen, que tengan las cosas claras, y olvidamos que son niños. Te damos algunas pistas para saber qué preguntas les puede resultar incómodas a los niños y cómo gestionar esa emoción de sentirse raro ante la pregunta.

Preguntas incómodas sobre su comportamiento

A todas se nos ha escapado alguna vez eso de: Venga, saluda, dale un beso a … A los niños les cuesta coger confianza con personas que no le son cercanas. Los adultos aprendemos a saludar por cortesía, pero ellos no tienen este aprendizaje interiorizado. El saludo de un niño o una niña es mucho más espontáneo y sincero. No debemos obligar a nuestros hijos a saludar, y mucho menos preguntarles ¿por qué no saludan? Puede que en su respuesta nos encontremos nosotras ante una situación incómoda.

Hay niños a los que les cuesta el contacto físico. No les gusta que les toquen, que les achuchen, también pueden sentir vergüenza de saludar. Por eso es mejor explicarles quien es ese adulto, o el niño al que queremos que salude, y que él o ella misma tome la decisión de saludarle o no.

Habrás observado que tus hijos se sienten incómodos al recibir un beso de según qué personas, si ves que pone la cara, no le pidas que le de un beso. No le causes incomodidad, el afecto se manifiesta de otras formas aparte de los besos. Puede que el niño decida darle la mano, sentarse en su regazo o sencillamente observar. Ni se te ocurra preguntarle si quiero o no a esa persona y si la quiere pedirle que le dé un beso. Para los niños besar implica dar un paso muy importante, así que no le obligues.

¿Y ya tienes novio o novia?

Todavía sigue siendo común que los niños, sobre todo al principio de ir a la guardería adquieran ciertos roles como los adultos. Siempre hay un amigo o amiga con el que existe especial conexión. Y casi siempre está el adulto o adulta de turno que dice eso de. Me han dicho que tienes novio, novia. Y además suele ser alguien que no tiene mucha confianza con el niño.

Piensa cómo te sentirías tú si te lo preguntan, y cómo se debe sentir el niño. Además recuerda que los niños no captan tanto la ironía, ni el humor adulto. Para ellos y ellas casi siempre hablamos en serio.

Además si te pones a pensarlo es una pregunta sin sentido, además de incómoda. No tiene respuesta. Los niños y niñas quieren jugar, este tipo de relaciones las establecemos desde la adultez. Y establecen juegos y nombran a sus compañeros de juego desde esos roles, pero de ahí a que les preguntemos por ellos va un abismo.

El ¿qué quieres ser de mayor?

Otra de las preguntas incómodas que a veces hacemos sin pensar es esa de ¿y tú, qué quieres ser de mayor? A medida que los niños y niñas van creciendo construyen una respuesta sobre eso, porque ya saben que tarde o temprano se lo van a preguntar. Pero realmente a ellos no les importa, no piensan en eso y no saben qué significa ser mayor o tener una profesión.

Además las adultas no sólo les preguntamos ¿qué quieren ser? Sino ¿por qué, y entonces tendrás que estudiar mucho? O sencillamente nos sentimos decepcionados con sus respuestas. Con todas estas nuevas preguntas incomodas, el niño o la niña sentirá que ha fallado.

Seamos benevolentes con nostras mismas, es muy posible que hagamos preguntas incómodas a nuestros hijos e hijas, y se van a sentir mal por ello. Así que para evitar esto no les tratemos como adultos y pongámonos a su nivel de intelecto.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.