Preparando la habitación del bebé I

Para que nuestro bebé se sienta bien en su habitación debemos crearle un pequeño nido acogedor gracias a una decoración cálida. Colores suaves y materiales amigables hacen que un espacio cualquiera se convierta en un verdadero capullo donde nuestro bebé se sienta protegido y estimulado.

En la decoración de la habitación de un bebé debemos comenzar por crear un efecto visual muy suave gracias a la elección de colores que hagamos. Lo más conveniente es comenzar con colores pasteles neutros (ni rosa ni celeste): vainilla, marfil, blanco con una pizca de amarillo o de marrón, verde muy suave, incluso gris claro y luego -cuando el bebé llega- con pequeños detalles, vamos personalizando según el sexo y agregamos objetos con colores fuertes como el azul marino o el rosa bombón.

Desde el punto de vista del mobiliario, debemos elegir muebles infantiles y objetos decoración, de formas redondeadas, preferentemente realizados en madera por su calidez pero también porque es un material que podemos renovar una y otra vez con muy poco e incluso ir adaptando a las necesidades cambiantes de nuestro querido huésped.

Los detalles que adecuemos a la decoración del cuarto del niño, constituyen elecciones fundamentales en cuanto al estilo que se desee otorgar al mismo. Muchas parejas prefieren que esta elección posea detalles de decoración propios, mientras que otras, proponen una decoración generalizada, acorde al espacio general de la casa.


Categorías

Decoración

Bebes Mundo

Bebesmundo era una web dedicada al mundo de los bebés. Actualmente está integrada en Madreshoy.com formando una web de mayor tamaño y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *