Preparando a nuestra mascota para la llegada del bebé

perro

¿Tienes una mascota y no sabes si será buena compañía para tu bebé? Puede que incluso te estés planteando la posibilidad separarte de la mascota. Vamos a intentar daros unos consejos muy sencillos para que nuestra mascota sea igual de feliz que nosotros cuando llegue el bebé.

La llegada del bebé va a suponer un cambio muy importante en nuestra familia. Y cuando tenemos una mascota, ésta es parte de la familia, así que también debemos incluirla en todos los preparativos para recibir al bebé adecuadamente. De esta forma será mas fácil que aprenda a incorporar al bebé como un miembro más de la familia.

Como las mascotas mas habituales son los perros vamos a centrarnos en éstos.

Antes de que el bebé nazca

Es importante que estemos seguros de que nuestro perro tiene una correcta educación y nosotros un buen control sobre el animal. Si es un animal que lleva tiempo en la familia ya sabremos cómo actúa y somos capaces de controlarlo.

Si el perro acaba de llegar a la familia, seguramente, necesitará un proceso de adiestramiento. Asegúrate de que, antes de que llegue el bebé, el perro ha completado este proceso.

Seguramente el horario actual de paseos y comidas no podrás mantenerlo cuando nazca el bebé. Unas semanas antes comienza a adaptar las tareas que realizas con el perro a lo que será el horario después. Se realista, un bebé requiere mucha atención y tiempo y el nuevo horario que empieces a realizar es aconsejable que se mantenga después de nacer el bebé.

Dedica tiempo a tu mascota

Si tienes un perro es importante que mantengas sus paseos diarios. Intenta tener un par de ratititos de 5 o 10 minutos dedicados exclusivamente a atenderle. Ten en cuenta que es importante mantener estos momentos de dedicación exclusiva cuando nazca el bebé.

Acariciarle, cuidarlo, hablarle despacio y cariñosamente, jugar con él y sus juguetes, darle masajes y todo lo que sepas que a él le gusta. Es importante que nuestra mascota entienda que es importante para nosotros y que sigue siendo parte de la familia.

Deja que el perro entre en las habitaciones donde estará el bebé. Deja que huela los pañales, la ropa o los productos de aseo del bebé. Es un olor nuevo para él y cuanto antes se acostumbre mejor.

Puede ser un buen momento para cambiar algunos juguetes del perro, para que no se parezcan a los del niño. De esta forma evitaremos que, en el futuro, el perro le robe los juguetes de la mano al niño, o que el niño quiera sacarle el juguete de la boca al perro.

nino con su perro

Cuando el bebé nace

Una buena opción es que, antes de traer el bebé a casa, traigamos algunas de sus prendas de ropa. Puedes esparcirlas por diferentes lugares de la casa y dejar que el perro las huela.

Cuando volváis a casa con el bebé es el momento de presentarlos. Seguramente el perro quiera saludar a todo el mundo, en especial a la mamá.

Puede que sea especialmente efusivo, salte, ladre…Hace unos días que no te ve y las últimas semanas ha intuido cambios importantes en ti, así que ahora que estás en casa de nuevo, tiene que demostrar su alegría.

Cuando todo se calme es el momento de que conozca al nuevo miembro de la familia.

Deja que otra persona se siente y sostenga al bebé, así podréis supervisar y controlar al animal. Si el perro es inquieto o no tienes claro cual será su reacción, es mejor ponerle la correa.

Deja que huela al bebé, puede acercarse e investigar. Puede reaccionar con miedo ante el bebé. Acarícialo y háblale suavemente y anímale a que se acerque. Pero no le obligues.

Si la conducta del perro no es adecuada, gruñe o amenaza al niño, ríñele y llévalo a otra habitación. Deja pasar un tiempo prudencial, cuando el animal esté calmado inténtalo de nuevo.

No le digas palabras de aliento, como “está bien, calma” mientras se está mostrando agresivo. Puede entender que le premiamos por ese comportamiento.

Como norma general, durante las primeras semanas de vida del bebé, cuando estés solo con los dos se aconseja mantener al perro sujeto con una correa larga. Esto se basa en que no es posible atender a ambos a la vez y tener la seguridad de poder reprimir una conducta inadecuada del perro.

También es aconsejable no dejar solo al perro con el bebé al principio. No por que pueda tener comportamientos agresivos, sino porque seguro que tendrá curiosidad y puede, al querer acercarse demasiado al bebé, volcar su cuna o dañarle sin querer.

Los expertos aconsejan que el perro nunca duerma en la misma habitación que el bebé.

nino y perro en la playa

Cuando el bebé crece

Un momento de relativo peligro es cuando el niño empiece a andar. Es fácil que se caiga y trate de agarrarse a todo lo que tenga a mano. Puede asustar al animal y provocar un accidente.

Enseña a tu hijo como tratar al perro. Debe respetar su comida y su descanso.

Vigila los juegos entre ellos. El bebé puede no entender el lenguaje del perro cuando se está cansando de un juego o se siente molesto.

Si tu perro es ya viejo ten en cuenta que puede tener enfermedades, como artrosis, que le produzcan dolores. Eso puede hacerle reaccionar con miedo o bruscamente.

Para resumir: Tan importante es educar al perro en como comportarse con el bebé, como al bebé en como comportarse con el perro.

Poco a poco ambos se irán conociendo y queriendo y seguro que son compañeros y cómplices en mas de una trastada.

 

 

 

 

 


2 comentarios

  1.   Macarena dijo

    Un post precioso Nati… igual exagero en la reacción, pero creo que salvo excepciones se deben tener en cuenta a los animales domésticos cuando un bebé ‘está en camino’. Con frecuencia hablamos de las mascotas en función de hipotética (y muchas veces improbable) peligrosidad para los niños, pero como bien dices, forman parte de la familia, y se les debe tener en cuenta.

    Yo tuve un gato durante 18 años, y ya estaba en casa cuando nació mi primer hijo (han convivido casi 12), incluso para un gato (dicen que son más independientes) es un cambio grande porque antes de los hijos la atención de los adultos es para ellos.

    En fin, repito que me ha gustado mucho.

    Saludos.

    1.    Nati Garcia dijo

      Es un tema que me parece muy importante. Cada vez hay mas familias con mascotas y me resulta muy triste ver como se abandonan cuando cambia alguna circunstancia.Me parece fundamental tratar al animal como lo que es, parte de la familia y al bebé educarle para que respete a la mascota. Me alegra que te haya gustado. Muchas gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *