Presiones sociales que afrontan los adolescentes

La presión social es una realidad en la vida de los adolescentes, en ocasiones deben tener una gran fuerza de voluntad y las cosas muy claras para no caer en la tentación de aceptar estas presiones sociales, solo por sentirse aceptados en un pequeño grupo. Aunque en realidad los amigos de tu hijo adolescente no juegan un papel final en las decisiones de tu hijo, en realidad sí influyen demasiado y puede resultar incluso, peligroso.

La influencia sutil

La influencia entre los adolescentes es sutil. Los adolescentes ven lo que sus amigos hacen y en muchas ocasiones quieren seguir su ejemplo para sentirse integrados dentro de un grupo. La idea de que “todo el mundo lo está haciendo” puede hacer que los adolescentes tomen malas decisiones.

Esto ocurre sobre todo cuando los adolescentes ven que los adolescentes más populares siguen una moda o hacen cosas en concreto. Si un adolescente ve como otros adolescentes ‘populares’ beben, fuman, se saltan clases, roban o tienen comportamientos arriesgados, pueden pensar que esos comportamientos le harán ser igual de populares que los otros adolescentes.

En general, es más probable que los adolescentes salgan con las personas que hacen las mismas cosas que ellos. Entonces, si a tu hijo le gustan las actividades saludables como los deportes o el teatro, es probable que tengan amigos con los mismos valores e intereses. Si  en cambio, tienen un grupo de amigos que suelen tener malos comportamientos, es más probable que tu adolescente también haga lo mismo.

Las presiones sociales más comunes en la adolescencia

Si bien tu hijo adolescente puede parecer la persona más sensata del mundo e incluso, puede tener mucho sentido común la mayor parte del tiempo, las emociones y las hormonas pueden hacer que tu hijo adolescente tome malas decisiones algunas veces. Es normal que quieran adaptarse y probar los límites, por lo que si una vez toma una mala decisión, no asumas que siempre tomará malas decisiones o que es el peor adolescente y el más irresponsable del mundo.

Pero tú conoces la personalidad de tu hijo adolescente mejor que nadie… ¿crees que podría ser influenciado por otro fácilmente? Si es influenciase es probable que siga los ejemplos de otras personas y que haga cosas que no hubiera hecho por sí mismo. Otros adolescentes son capaces de resistir la tentación de caer en las malas influencias. Pero, ¿cuáles son las presiones sociales más comunes y menos saludables a las que los adolescentes se encuentran cada día? Si no sabes a qué debe resistir tu hijo adolescente casi cada día, sigue leyendo…

Consumo de drogas, alcohol y tabaco

Es posible que ya supieras que estos son algunos de los principales comportamientos a los que un adolescente puede exponerse… Pero que se exponga a ellos no significa que caiga en todos estos malos hábitos.

Para que un adolescente no caiga en estos malos hábitos necesita información, saber lo dañinos que pueden ser para su salud tanto a corto como a largo plazo.

Robar

En algunos casos, un amigo podría animar a un adolescente a coger un artículo sin pagar por ello. En otros, podría ser una cuestión de querer algo (como un videojuego costoso o maquillaje) que tienen otros adolescentes. Escuchar historias sobre cómo otros adolescentes roban sin ser atrapados puede hacer que tu hijo adolescente piense que el robo podría ser la manera más rápida de obtener lo que quieren.

Es importante hablar sobre la bondad, la honestidad y la importancia de no robar. El hurto además está penado por la ley porque es un delito. No importa lo que se robe, simplemente no es algo que se deba hacer.

Bullying

El cerebro de un adolescente es el mejor acosador que existe, si no se tiene una buena autoestima o una fuerza de voluntad bien trabajada, ellos mismos pueden convertirse en sus peores enemigos. Por si fuese poco, es fácil que los adolescentes se sientan presionados por otros para acosar a otros adolescentes y que de esta manera, ellos dejen de ser los objetivos de los acosadores… para que lo sean otros.

Actualmente además, se suma el ciberacoso que también es una amenaza real. Es posible que tu hijo adolescente se sienta tentado a unirse a alguien que está acosando a otros en redes sociales. Esta mentalidad ‘de rebaño’ a veces toma el control y es bastante peligroso. En muchas ocasiones los adolescentes dicen y hacen cosas detrás de las pantallas que nunca harían en persona, pero que son igual de dañinas.

Actividad sexual

Podrías pensar que un comportamiento sexual de riesgo es solo para las mujeres porque ellas son las que se quedan embarazadas, pero en realidad, los hombres también se pueden sentir presionados a realizar actividades sexuales peligrosas. En todos los institutos pueden haber rumores de si un chico o una chica es promiscuo y esto puede ser altamente peligroso para la autoestima.

El sexting es un gran problema que ocurre con los adolescentes. A pesar de la creencia de que sus hijos adolescentes nunca harían nada de ese tipo, es probable que sin tener el conocimiento suficiente piensen que son conductas inofensivas… Pero son altamente peligrosas. Los adolescentes necesitan conocimiento.

Parece que el sexting se ha normalizado entre los adolescentes, lo que hace que muchos de ellos pasen por alto los riesgos potenciales que implica compartir fotos desnudas o parcialmente desnudas.

Otros comportamientos de riesgo

En ocasiones, los adolescentes pueden mostrar comportamientos de riesgo solo para impresionar a otros. Quizá quieran ser ‘buenos amigos’ mientras otros se aprovechan de ellos en su beneficio, quizá para mostrar a otros lo ‘guay’ que es, conduzca a gran velocidad con la moto, poniéndose en alto riesgo. Hay cosas que los adolescentes pueden hacer de forma absolutamente irracional solo por impresionar a otros.

Es necesario que los adolescentes sepan que no deben impresionar a nadie y que ellos son dueños de ellos mismos.

La guía de los padres

Incluso si tu hijo adolescente está influenciado por otros adolescentes, el poder que tienes sobre tus hijos es mayor que todo eso. Tú les influencias por encima de todas las cosas. Los adolescentes no quieren decepcionar a sus padres (aunque creas lo contrario…), por esto, a menudo esperan para probar conductas de riesgo hasta saber cuáles son las consecuencias. Es necesario que establezcas reglas y consecuencias para las presiones sociales que acabamos de comentar más arriba.

Es imprescindible que mantengas una comunicación abierta con tus hijos y sobre todo, que estés atento por si de repente, comienza a tener una actitud diferente a la que tenía siempre.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.