Cómo prevenir las caídas de gran altura

evitar caídas

Si hay un gran miedo que tienen los padres son las caídas desde gran altura. Todos los padres saben lo difícil que es proteger al niño de lesiones relacionadas con caídas. Cuando un niño es bebé, aprende a caminar antes que nada y la prevención de éstas caídas requiere una supervisión constante. Más tarde, el niño puede caer al subir a las sillas o cuando se sube al sofá… hay caídas que son inevitables pero también hay formas de promover que exista más seguridad ante las caídas de baja, media y gran altura en los niños.

Las caídas son la causa más común de lesiones tratadas en los hospitales a cualquier edad. Desde que un niño comienza a rodar, es decir, incluso antes de caminar cuando ya sabe gatear y trepar, existe un riesgo de que caiga de grandes alturas. Los niños son curiosos por naturaleza y a menudo tienen el deseo de subir y ver más alto lo que tienen a su alrededor.

Los resbalones y caídas forman una parte normal del desarrollo de un niño. Por ejemplo, cuando un niño está aprendiendo a caminar, el que se tropiece es una parte habitual del proceso. Para evitar lesiones, el objetivo es proporcionar un ambiente seguro en el que puedan practicar sus nuevas habilidades.

Muchas caídas pueden que no sean graves y que den lugar simplemente a una leve contusión, otros pueden dar lugar fracturas, cortes o lesiones en la cabeza… es necesario que los padres tengan en cuenta algunas medidas de seguridad para evitar problemas mayores.

evitar caídas

Tres factores importantes que influyen en la gravedad de una caída

  • La altura en la que cae el niño. Cuanto menor sea la altura de la caída, menor será el peligro. Los niños menores de cinco años no deben tener acceso a alturas de más de 1’5 metros. Los niños mayores no deben tener acceso a alturas superiores a los dos metros.
  • Donde el niño cae. Las superficies duras como el hormigón, las baldosas de cerámica e incluso la arena compactada son mucho más peligrosas que si el niño cae en superficies más suaves. Si tu hijo tiene una sala de juegos, es aconsejable que haya en el suelo materiales de absorción de impactos o que hayan dispositivos que hagan las posibles caídas más suaves.
  • Donde se puede golpear el niño durante la caída. Es muy importante que en casa se eviten objetos o elementos con bordes afilados, tales como mesas de café al lado de la habitación. Coloca los muebles para que los niños no pueda subirse a las ventanas y que tenga una fatal caída.

evitar caídas

Caídas de gran altura en el hogar

Una caída de gran altura no tiene que ser siempre en una montaña o a través de una ventana, en el hogar también pueden haber caídas de gran altura que tengan consecuencias fatales. En casa, que los niños se caigan dependerá sobre todo de si se tienen o no algunas precauciones básicas. Hay que tener presente algunos consejos para evitar caídas de gran altura en el hogar -o cualquier tipo de caída-. 

Cuidado con las alturas

  • Nunca dejes a un bebé solo en la cama o en la mesa, ni tampoco en un mueble. Aunque pienses que son tan solo unos segundos para coger un pañal limpio… ese segundo es más que suficiente para que un bebé ruede y se caiga.
  • Cuando tengas a tu hijo sentado en una trona o asiento infantil, átale siempre con correas.
  • No permitas nunca que tu hijo pequeño juegue en unas escaleras, en un porche o en un balcón. Pon siempre mallas de seguridad para evitar posibles caídas.
  • Mantén las escaleras seguras. Es necesario que tengas las escaleras libres de obstáculos y siempre bien iluminadas. Además, si tu hijo es pequeño no dudes en poner unas vallas de seguridad tanto en la parte alta como en la parte baja de las escaleras para evitar que tu hijo se caiga bloqueándole el acceso.
  • Mantén las ventanas cerradas. Un niño puede trepar hacia una ventana abierta de forma mucho más fácil de lo que te puedas imaginar. Evita el juego cerca de las ventanas y ten cerraduras de seguridad. Recuerda no tener nada cerca de la ventana que pueda hacer que trepen y que puedan caer por la ventana.
  • Cuidado con las superficies resbaladizas o desiguales. Utiliza alfombras de goma en la bañera para evitar el deslizamiento. Cuando hayan derrames en la cocina límpialos rápidamente, utiliza alfombras que no resbalen ni que se deslicen, etc.
  • Evita los andadores. Un niño pequeño que usa un andador podría tripezar y caer por las escaleras mientras usa el andador. Es mejor que uses un centro de actividad para bebés, así le estimularás. Recuerda que los andadores no son necesarios para el desarrollo motor del bebé y que si lo tienes, deberá estar vigilado todo el tiempo que lo use y no dejarle mucho tiempo. El andador debe considerarse como una herramienta de juego y nunca como una herramienta de desarrollo motor.

evitar caídas

  • Abrocharse los cinturones de seguridad. Siempre que los niños estén atados a los asientos del coche, los cochecitos o las sillas en los carros de compra no habrá problema, pero nunca le dejes solo o permitas que se ponga de pie en el asiento del carro de la compra.
  • Examina el entorno. Si tu hijo está en un parque o en un patio, deberás examinar el entorno para saber que puede estar jugando en un lugar seguro. Elimina todos los riesgos que pueda haber para las caídas y hazle ver cuáles son las zonas peligrosas a las que no debe acceder.
  • Cuidado con las escaleras mecánicas. Para evitar que tu hijo se caiga en las escaleras mecánicas si va en cochecito es mejor que vayas por el ascensor y si va caminando, no le sueltes de la mano en ningún momento.

Mantener a tu hijo a salvo de las caídas es mucho más que tener suerte. Es importante que sigas las precauciones y que nunca pierdas de vista a tu hijo porque solo hace falta un segundo para que ocurran incidentes con consecuencias fatales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *