La primera ecografía, todo lo que necesitas saber

Primera ecografía

Cuando una mujer se queda embarazada lo puede saber a través del test de embarazo o por un análisis de sangre, pero no será hasta la primera ecografía donde se pueda valorar y confirmar que realmente está embarazada y que todo marcha por un buen camino. Por este motivo la primera ecografía es un momento tan importante para cualquier mujer embarazada, será en el momento en que realmente le aseguren que está creando vida en su interior.

Una mujer cuando está embarazada (y el padre también), esperará con gran ansiedad este momento tan especial donde escucharán el latido de su pequeño como su fuese un caballo desbocado para poder sentir, que en nueve meses, podrán tenerlo entre sus brazos. Pero, ¿qué es lo que debes esperar cuando vayas a hacerte tu primera ecografía?

¿Qué es una ecografía?

Una ecografía de embarazo es una prueba de diagnóstico no invasivo que utiliza las ondas sonoras para crear una imagen visual del bebé, de la placenta y del útero, así como de otros órganos pélvicos. Esto permitirá al profesional de la salud recopilar información valiosa sobre el progreso del embarazo y de la salud del bebé.

Durante la prueba el técnico de ultrasonido (el ecografista) transmite ondas sonoras de alta frecuencia a través del útero y rebotan en el bebé. Después la máquina traduce este eco en imágenes de video que revelan la forma, la posición y los movimientos del bebé.

¿Cuándo se realiza la primera ecografía?

Primera ecografía

La primera ecografía se puede tener entre la semana 6 y la 12 del embarazo para poder confirmarlo. Pero en ocasiones hasta pasadas las 9 semanas no se puede apreciar si realmente hay un embrión formándose porque no se puede escuchar el latido del corazón si es demasiado temprano. Normalmente la primera ecografía del embarazo es en la semana 12 a 16. En España en la sanidad pública, la primera ecografía es en la semana 12 del embarazo, pero no será a partir de la semana 16 cuando te puedan decir el sexo del bebé.

Si hay problemas con el bebé o tienes alguna complicación médica, lo normal es que no sólo te hagas las ecografías establecidas por la sanidad pública (que suelen ser 3), sino que tendrían que hacerte ecografías más a menudo para comprobar que todo marcha bien.

¿Cómo se realiza?

Pareja en la primera ecografía

Para realizar una ecografía de embarazo tendrás que acostarte en una mesa de examen o en una camilla. El técnico te aplicará un gel espacial para el área del abdomen y de la pelvis. Este gel es a base de agua por lo que no te dejará marcas en la ropa o en la piel. El gel ayudará a que las ondas de sonido puedan viajar correctamente para crear la imagen en la pantalla.

Después el técnico te colocará un pequeño tubo (transductor) en tu vientre. El técnico lo moverá para capturar las imágenes en blanco y negro que aparecerán en la pantalla del ultrasonido. El técnico podrá pedirte que te muevas o que contengas la respiración durante la captura de imágenes.

Una ecografía transvaginal puede producir una imagen más clara. La ecografía transvaginal se realiza únicamente en las primeras semanas del embarazo, cuando la captura de una imagen más clara puede ser algo más complicado. Para esta prueba una pequeña sonda de ultrasonido se inserta en la vagina para capturar las imágenes.

¿Qué es lo que podrás saber después de la primera ecografía del embarazo?

Como ya te he comentado más arriba esta ecografía es muy importante para saber que todo marcha por buen camino, pero, ¿cuál es la información que te proporciona exactamente esta prueba?

Comprobar los latidos de corazón

Lo más importante en esta prueba de embarazo es que el latido del corazón de tu bebé late normal para la semana de gestación. El médico medirá los latidos por minuto y valorará que su corazón esté sano y desarrollándose adecuadamente.

Medir el tamaño del bebé

Medir al bebé en la primera ecografía

El o la ecografista medirá el tamaño de tu bebé a través del cráneo, comprobando el tamaño del hueso del muslo y midiendo alrededor del abdomen. Se asegurará que el tamaño es el adecuado para la edad de gestación en la que se encuentra. Si es tu primera ecografía y el bebé es más grande a lo que corresponde a dos semanas o más pequeño de lo que debería ser, es posible que te recalculen la fecha prevista de parto.

Si tu médico tiene alguna preocupación acerca de cómo tu bebé está creciendo es posible que pida la opinión de otros profesionales y que además te dé cita para otras ecografías y poder hacer un seguimiento más riguroso del crecimiento de tu bebé.

¿Y si hay más de un bebé?

No son pocos los padres que se han llevado la sorpresa en la primera ecografía al descubrir que no venía un bebé, sino que venían dos o más. La mayoría de mujeres embarazadas confirman que están en estado de más de un bebé en esta primera ecografía. En raras ocasiones se comprueba más tarde ya que las señales en el ultrasonido son claras cuando se escuchan dos corazones latir en lugar de uno solo.

Comprobar que la placenta está en su sitio

Si la placenta está cubriendo el cuello del útero y es una placenta previa puede causar un sangrado más tarde en el embarazo. Pero si tu médico detecta esta condición te pedirá un análisis de seguimiento temprano en tu tercer trimestre para ver si la placenta aún recubre el cuello del útero. Mientras tanto, no debes preocuparte, sólo un pequeño porcentaje de placentas previas suelen plantear un problema cuando el bebé nace.

Evaluar la cantidad de líquido amniótico en el útero

La ecografía también te mostrará si tienes demasiado líquido amniótico o demasiado poco, en ambos casos puede ser un problema. Si esto ocurre tendrás que tener un seguimiento por parte de los profesionales para comprobar que todo marcha correctamente.

Detectar problemas en el bebé

El médico también valorará que no existan anomalías físicas en el bebé y que se está desarrollando correctamente. Valorará si hay algún otro motivo de preocupación.


Categorías

Embarazo

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *