Primera revisión ocular en los niños: cuándo hay que hacerla

Primera revisión ocular

Durante los primeros meses de vida del bebé, se realizan revisiones periódicas que incluyen la audición o la visión. Sin embargo, es importante realizar una primera revisión ocular más específica, con un profesional, para que se puedan detectar posibles problemas a una edad temprana. Revisiones que a menudo se pasan por alto o se retrasan demasiado en el tiempo, al igual que ocurre con la primera visita al dentista.

Sin embargo, es importante revisar el desarrollo de los niños en todos los sentidos. De esta forma, se pueden detectar alteraciones que tratadas de forma precoz, podrán mejorar notablemente y evitar consecuencias mayores. Aunque no existe una edad determinada para realizar la primera revisión ocular en los niños, se recomienda que se sea no más tarde de los 3 años de edad.

Primera revisión ocular

Aunque no observes ningún problema ocular o no tengas sospechas de que pueda ser necesario, es muy importante que sea el especialista quién revise el desarrollo ocular de los niños. La mayoría de problemas en la vista se desarrollan sin ningún síntoma y para las personas que no pertenecen al sector, son muy difíciles de percibir. Por ello, se recomienda que la primera revisión ocular se produzca antes de los 3 años.

Primera revisión ocular en niños

No obstante, no es necesario esperar hasta la revisión de los 3 años para acudir a la consulta con el oculista, especialmente si detectas alguno de los siguientes síntomas.

  • Si notas una ligera desviación en alguno de los ojos. Puede ser una pequeña desviación al mirar de frente o al girar para mirar hacia un lado. Una dificultad que puede aumentar con el tiempo si no se trata lo antes posible.
  • Intuyes que el niño tiene problemas para ver. Ya sea de cerca o de lejos, si el niño tiene dificultad para ver podrás observar cómo cierra ligeramente los ojos para enfocar mejor.
  • Observas enrojecimiento o lagrimeo con frecuencia.
  • Cambios en los párpados: Algunos trastornos oculares producen anomalías en los párpados. Si observas que uno de los párpados está más cerrado que el otro, sin causa aparente, debes acudir a la consulta del oculista.

Además de estos rasgos y características típicas de problemas de visión, debes estar alerta ante cualquier cambio en los ojos de tus hijos. Si detectas algo extraño, cualquier detalle fuera de lo común, debes acudir rápidamente a la consulta del pediatra o del oftalmólogo, lo que puedas hacer más rápido.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.