Problemas y soluciones para la hora de comer (II)

Problemas y soluciones para la hora de comer

Ayer te mostraba un par de casos que suelen ocurrir con los niños a la hora de comer y te daba algunas posibles soluciones. Hoy voy a continuar contándote cómo puedes solucionar esos pequeños problemas que pueden preocupar a cualquier mamá.

Bebe demasiada agua cuando come: no te preocupes, en parte es algo bueno para él porque es necesario beber agua. Así se mantendrá hidratado y, sin duda, su organismo se lo agradecerá. Si el hecho de beber mucha agua antes de la comida, hace que apenas coma nada, prueba a no ponerle el agua hasta que haya comido al menos la mitad de lo que hay en el plato.

Pide más y después no se lo termina: esto es algo común porque los niños no saben regular su apetito hasta cierta edad. Para controlar mejor el hambre dale la comida de forma regular, sin esperar largas horas entre una comida y otra. No le fuerces si te dice que ya no quiere más e incluso evita usar a menudo frases del tipo “una cuchara por mamá”, si tuviera hambre seguiría comiendo.

Solo quiere un tipo de comida: a partir de los 3 años se vuelve un poco más complicado que al pequeño le guste lo que come. Los expertos lo denominan “fobia alimentaria“, porque lo que les ocurre es que tienen miedo a lo nuevo. Los niños son así, cuando conocen qué es algo, qué van a hacer luego, qué ocurre ahora, etc se sienten más seguros. Vigila el crecimiento y peso de tu hijo para asegurar que todo va bien e intenta familiarizarle con nuevos alimentos, poco a poco y ante todo con paciencia.

Escupe la comida cuando no le gusta: esto suele ocurrir cuando pasan del puré a la comida en trozos. No están habituados y por eso no les gusta. Ve acostumbrándole progresivamente: primero hazle su puré de siempre pero deja algunos trocitos muy pequeños, luego ve disminuyendo la cantidad de puré y aumentando el tamaño de los trozos.

Nunca tiene hambre: esto suele ocurrir cuando los niños pican entre horas o cuando saben que se les dará ración doble de postre para que no estén con el estómago vacío. No cedas a eso, elimina el picoteo entre horas y prepárale más a menudo su comida favorita. Verás como poco a poco la cosa cambia.


Categorías

Consejos

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *